Cómo reordenar los iconos del escritorio (Windows)

Por | 09/01/2014

¡Caos! Se te han desordenado los iconos del escritorio, puede que el causante sea un cambio en la resolución de pantalla, la ejecución o fallo de algún juego, la instalación de algún programa o simplemente un impredecible error en el SO. ¿Qué hacer ante esta inesperada y molesta situación?

A todo usuario nos gusta mantener nuestros iconos del escritorio bien ordenados, cada cosa en su lugar, pero lo cierto es que nadie está ajeno de ser víctima de un inevitable desorden de iconos, sin embargo, la solución es más simple de lo que parece.

A continuación les compartiré mis 2 aplicaciones favoritas para reordenar los iconos del escritorio, manteniendo la posición tal cual los teníamos antes del desorden.

DesktopOK

DesktopOK

Programa gratuito, portable y disponible en varios idiomas, incluyendo el español. En su primer ejecución verás que la interfaz estará en alemán, para cambiar el idioma pincha en el icono de la bandera, situado en la esquina inferior izquierda.

Hecho lo anterior el primer paso es guardar la posición actual de los iconos del escritorio, para ello un clic en el botón “Guardar” basta. Ahora la próxima vez que se desordenen tus iconos, sólo elige “Restaurar” y listo, los cambios los verás de inmediato.

ReIcon

ReIcon

Estamos ante una aplicación disponible en inglés y otros idiomas (aún no español), pero igual de intuitiva para su uso. En la captura anterior vemos los respectivos iconos para guardar el patrón de los iconos y restaurarlos fácilmente.

Una característica útil e interesante de ReIcon, es la posibilidad de añadir al menú contextual un elemento que nos permita acceder a las opciones de restauración y guardado de iconos. Para habilitarla hay que ir al menú Options > Add Context Menu. Allí definimos si queremos que aparezca al hacer clic derecho en el escritorio o en el icono de Equipo (Mi PC).

ReIcon - Menú contextual

Restaurar iconos desde el menú contextual

Comentarles que ambas aplicaciones son gratuitas, no requieren instalación y se distribuyen para su descarga en un archivo Zip de pocos KB de tamaño.

¿Con cuál te quedas?

Autor: Marcelo Camacho

¡Hola! Soy estudiante de ingeniería informática, boliviano y blogger por diversión. Mi pasión las computadoras, la tecnología y el Internet :-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *