Conoce a lo largo de este excelente artículo como calibrar pantalla paso a paso. Además se enterara usted a detalles de las formas para calibrar una pantalla sin necesidad de usar colorímetro.

calibrar-pantalla-1

Calibrar pantalla gratis ¡aprende paso a paso!

Calibrar Pantalla

Calibrar la pantalla consiste en modificar o ajustar la pantalla para recuperar color o ciertos bits que están muertos durante el tiempo de uso, y volverles a dar ese brillo y tono para ver las imágenes en buena calidad.

No es la forma más adecuada de realizar una calibración seria de un monitor, ya que los márgenes de cambio son muy bruscos y dependemos de nuestros ojos para decidir si la calibración es correcta (y no, no son muy fiables).

¿Por qué calibrar la pantalla?

Quizás podamos pensar que calibrar la pantalla solamente merece la pena si somos diseñadores o nos dedicamos de forma profesional a la parte audiovisual o fotográfica. Pero nada más lejos de la realidad, todos deberíamos de calibrar la pantalla para así obtener la mayor calidad de color posible.

Normalmente los monitores o pantallas de alta gama, como pantallas panorámica o monitores más grandes que tienen muy buena resolución, tienden a traer incluido un calibrador  integrado, para cada cierto tiempo calibrar automáticamente.

En este caso, sí es cierto que un colorímetro marcará mucho la diferencia, pero en pantalla más discretas, una calibración manual hará mejorar mucho la calidad de imagen.

Tenemos que tener presente que una pantalla está compuesta por píxeles que varían su propia luz o varían la cantidad de luz que pasa por ellos para representar los colores.

Por este motivo, la luz generada siempre es artificial, y nunca sera de la misma calidad que la luz solar cuyo resplandor sobre los objetos nos hará percibir los colores a través de nuestros ojos.

Esto en pantallas es solo  una imitación, y dependerá mucho de la tecnología utilizada y de la calibración el disponer de colores más o menos fieles.

Si te interesó este gran artículo tenemos uno especial sobre¿Cómo configurar Windows 10 correctamente?, el cual cuenta con información veraz que puede interesarle, ingrese en el enlace antes expuesto y podrá obtener la información excepcional.

¿Qué se obtiene al calibrar la pantalla?

  • Puedes ver la exposición de los colores tal y como están y no como tu monitor solía pensar que son.
  • Podrás recuperar los píxeles o bits que con el tiempo fueron corriéndose durante la pantalla y perdieron su calidad.
  • Podrás notar mas los colores al ajustar o modificar el monitor.
  • Veras las fotos o vídeos mas vivos o con mas realce de luz dando así mas resolución visual

Formas de calibrar una pantalla

Las formas de calibrar una pantalla dependerá más que todo de la pantalla y el conocimiento del usuario debido a que estos factores juntos dominan la técnica de calibración.

Mediante colorímetro

Es la forma más profesional y exacta de hacerlo, aunque necesitaremos conocimiento algo más específicos que en los otros métodos. El colorímetro es un dispositivo que fotografía literalmente la pantalla mientras se realiza un test con una paleta de colores y tonos para comprarlos con los colores ideales.

De tal forma el programa crea un perfil de color que instala o modifica las características de la pantalla. dando así un nivel profesionalismo cuando los monitores se gradúan. Cada poco tiempo debe ser calibrada para siempre tener la mejor fidelidad de color.

Calibración mediante hardware:

Esta tercera opción implica un costo obligatorio pero sin duda vale la pena, ya que nos ofrece unos buenos resultados. Consiste en el uso de un calibrador externo, el cual conectaremos a nuestro ordenador mediante un puerto USB y que colocaremos sobre nuestra pantalla.

Mediante un software que tendremos que instalar en nuestro sistema operativo, el propio calibrador será el que realizará automáticamente todos los ajustes de nuestro monitor.

Sin duda, es una muy buena opción, ya que el calibrador ajustará a la perfección el contraste, brillo y gamma de nuestro monitor, asegurándonos la mayor nitidez y autenticidad de las imágenes que vemos en nuestra pantalla.

Mediante software:

En este método es menos profesional que el anterior, aunque en él no se requiere un colorímetro para calibrar pantalla. Un programa va mostrándonos ciertas pantallas con esquemas de color junto a una explicación del funcionamiento de ellas.

Seremos nosotros los que manualmente mediante  la pantalla o barras de control, ajustaremos los valores de una imagen o color de referencia. Ya que es nuestra vista y percepción la que determina el punto óptimo que será subjetivo.

A través de una página web:

En esta ocasión la guía sera una pagina web, quien nos dira los pasos a seguir, esta pagina web es de acceso libre. Este no requiere de perfil, historial o registro alguno, lo que solo sera una calibración.

De forma directa:

Para ello, solo debemos conseguir un perfil ICC creado por un tercero para nuestro monitor e instalarlo en nuestro sistema. Para eso debes dirigirte a la pagina TFT-CENTRAL y buscar en su repositorio un perfil ICC para tu monitor.

Hay muchísimos modelos y además son perfiles realizados con colorímetro y programas profesionales por lo que este será una garantía de éxito.

Colorímetro-2

Hardware de calibración

Parámetros esenciales para saber calibrar la pantalla

Los siguientes parámetros son esenciales a la hora de calibrar una pantalla ya que tenemos que saber que vamos a manejar o que nos ajustara tal programa.

Brillo:

El brillo es la luminancia que es capaz de darnos una pantalla. Se mide en nits o cd/m2 son dos medidas equivalentes.

Ratio de contraste:

El contraste es la diferencia entre el tono oscuro que un monitor puede representar, y el tono más brillante. Es decir, es la relación de luminancia entre en negro más profundo y el blanco más claro.

Gamma:

Es el parámetro que se relaciona con la luminancia y el voltaje de monitor. Ya que es este quien tiene las paletas de colores en los paneles y representa los colores reales, y la relación de funcionamiento de la pantalla a través de la luz que corre en los paneles de tipo exponencial con un valor gamma

Los monitores actuales utilizan ese parámetro para su calibración de color, para asemejarse a las prestaciones de un CRT. Será muy importante en una calibración.

Perfil ICC:

Conjunto de datos que caracterizan un espacio de color.A través de un programa de calibración con un conjunto de parámetros que asocian los colores del monitor a los valores ideales de calibrado, a través de su configuración RGB.

Temperatura de color o punto blanco:

Es el grado de calidez o frialdad con el que se presenta un color en la pantalla. Realmente es la luz que emitirá un cuerpo negro cuando se caliente a una determinada temperatura.

Los colores cálidos reflejan una menor temperatura de color, mientras que los tonos fríos tienen una mayor temperatura de color.

Profundidad de color:

Se refiere a la cantidad de bits que utiliza una pantalla para dar a conocer la resolución para representar el color de un píxel en su pantalla. Mientras más cantidad de bits más colores y mas calidad será capaz de presentar este monitor o pantalla frente a nuestros ojos.

Espacio de color:

Es un sistema de interpretación para los colores que serán mostrados mediante un modelo matemático. Es muy importante en diseño, ya que los programas trabajan con determinados espacios de color, por ejemplo, RGB, DCI-P3 o el CMYK de las impresoras, el grado de ajuste a un espacio de color refleja con la que se representarán los colores que pertenecen a él.

Delta E:

Es la diferencia entre un color y otro, la diferencia entre el color representado por el monitor y el espacio que hay entre el color y es este quien mide la realidad de representaciones de colores para un determinado espacio.

Pasos previos a una calibración

Es importante tener en cuentas algunos parámetros antes de comenzar a calibrar pantalla. Esto es extensible para todos los métodos.

Calibrar tras unos 30 minutos de uso:

Es importante que la pantalla, se caliente correctamente antes de comenzar el calibrado. De esta forma la temperatura de los colores y curvas RGB se estabilizarán y la calibración será más exacta.

Resetea a los valores de origen:

Toda pantalla tiene una opción para restablecer a la configuración de fábrica. Así partiremos desde cero en la calibración, con los parámetros que el fabricante en un principio consideró como ideales.

Si te interesó este gran articulo tenemos uno especial sobre Calcular consumo de energía PC ¿cómo hacerlo?, el cual cuenta con información veraz que puede interesarle, ingrese en el enlace antes expuesto y podrá ingresar en información excepcional.

Compruebas los valores actuales:

Comprobar los valores antes de modificar o ajustar, ya que los programas de calibración nos piden modificar parámetros que podemos alterar demasiado si no tenemos el suficiente control. Sobre todo, gamma, RGB, brillo y contraste, debemos de saber cuál era la referencia de partida.

Siempre poner la resolución nativa y máxima profundidad de color:

Sea cual sea, su tipo de pantalla y resolución un monitor generará mejores colores en su resolución de fabrica. Con la profundidad de color pasará lo mismo, para ver estos parámetros nos iremos a Configuración de pantalla, para verificar que esto sea correcto y poder hacer hacer la calibración en el modo de fabrica para que sea de calidad.

Debemos asegurarnos de que esté a 32 bits de colores verdadero. Luego, en la configuración de la tarjeta gráfica, verificaremos que esté a 8 o 10 bits en el apartado correspondiente.

pantalla-calibrada-3

Pantalla calibrada

Tener una iluminación lo más natural posible en la habitación:

Debido a que nuestra vista va a ser el elemento de calibración, la luz natural es la que mejor representa los colores. Si es posible, hacerlo de día y sin luz artificial y con un nivel medio, ni mucha oscuridad, ni demasiada claridad.

Resultados comparativos entre los sistemas ¿Cuál será mejor?

Tras ver los distintos métodos, hemos realizado una prueba comparativa para evaluar el Delta E de cada calibración con colorímetro X-Rite Colormunki Display. Lo que se hace es comprar una calibración con el propio colorímetro, para ello se ha tomado como referencia un perfil sRGB para la comparación del Delta E.

La calibración más exacta es la realizada con colorímetro, mientras que la peor es la se ha llevado a cabo con la aplicación Calibrize, como cabía esperar. No obstante, está muy cerca de la se ha hecho con Windows, mientras que la mejor sin colorímetro ha sido la que se  realizó a cabo con la web.

Esto deja claro dos cosas importantes. La primera es que las referencias para la calibración influyen mucho a la hora de ajustar el monitor y la segunda es que nuestra vista parece ser bastante susceptible a esos gráficos de referencia.

Claramente se ve una desventaja de no usar un colorímetro, el cual con una lente y una cámara imparcial es capaz de comparar los colores de una forma mucho más exhaustiva que nosotros.

Claro que un profesional, cuyo ojo debe de estar más acostumbrado a las variaciones de tonos; quizás el resultado sería totalmente distinto en sus manos, esto es similar a los músicos, que tienen un oído más educado para la música.

Configuración predeterminada de los monitores

Algunos monitores vienen con una configuración preestablecida, éstas son necesarias para su funcionamiento esencial, mientras que otros monitores que traen configuraciones preestablecidas muy poco eficientes. En general, con muy pocas excepciones, todos los monitores de stock mostrarán tus imágenes sobreexpuestas y los colores estarán claramente apagados.

Limitaciones, consejos y recomendaciones

Si ya tienes los conocimientos y tienes una idea de que herramientas usar para calibrar, el factor clave será el monitor. Ya que no todos los monitores son iguales y no todos aceptan las mismas herramientas de configuración, para obtener los cambios necesarios que se desea obtener.

También hay otro factor, el envejecimiento. A medida que tu monitor se vuelve obsoleto, su rendimiento disminuirá, Sin embargo, no debes volverte loco por esto, ya que si compraste un monitor de buena calidad, seguirá funcionando correctamente después de 4-6 años de buen uso.

Lo más probable es que, para cuando el rendimiento de tu monitor disminuya significativamente, estés sintiendo que se esta dañando y te veas forzado  a adquirir un modelo más nuevo. y resulta que puedes darle mas vida y potencia buscando un calibrador de pantalla, aumentando sus pixeles, colores y luz  para tener un monitor con mas gama.

Más beneficios al calibrar un monitor

Los beneficios no se detienen ahí. Con un monitor calibrado, tus películas y programas de televisión lucirán lo mejor posible, verás lo que los productores hicieron con tanto esfuerzo para que los tonos de piel se vean naturales.

Al modificar los ajustes predefinidos por el fabricante, con tu monitor calibrado podrás hacer el consumo de energía disminuya, ya que antes al perder pixeles se calentaba mucho al forzarse, y esto traerá que su vida útil se expanda. Tendrá una vida útil más larga porque la lámpara LED  funcionará ahora con un ajuste más bajo y no con el ajuste máximo, este ajuste el monitor lo hará automático luego de la calibración.

Programas nativos para calibrar

Afortunadamente para calibrar la pantalla de manera más sencilla y que todo salga de manera correcta, hay aplicaciones o programas nativos que pueden ajustar nuevamente su pantalla. Estas alternativas serán disponibles para software windows y estarán disponibles de manera gratuita al público.

Calibrize:

Este es un software que te guía paso a paso durante la configuración más adecuada de tu monitor, mostrando imágenes que permitan alterar colores y trabajar todos los bits de la resolución de tu monitor para poder buscar el ajuste perfecto de la pantalla de tu ordenador.

Screenbright:

Es una aplicación destinada para acumular todos esos bits de colores perdidos y dar ajuste y modificación a los parámetros correctos de tu ordenador. Dando contraste, luminosidad, gama y temperatura de color para guardar una mejor configuración y restablecer la resolución de tu monitor.

Display tuner:

Si estás buscando un programa completo para dar a ajustar nuevamente tu monitor, esta aplicación deberás tenerla presente. Con configuraciones básicas y avanzadas para ajustar la imagen de la pantalla y poder guardar el perfil correcto que dará consigo la mejor resolución de color.

Software de tarjeta gráfica:

El NVIDIA Control Panel y el AMD Vision Engine Control Center son los dos programas que estos populares fabricantes de tarjetas gráficas ofrecen para elegir la imagen perfecta para su monitor.

Si tienes una placa NVIDIA o AMD y no tienes este software, deberás chequear los controladores para actualizarlos y tenerlos al día.

F.lux:

Este software ajusta tu monitor de manera automática dependiendo el horario, modificando la temperatura del color y el brillo con objetivos de cuidar nuestra vista.

De esta manera podemos decir que calibrar la pantalla es tan importante como cuando estamos trabajando en la computadora y nos sentimos cansados, ya que esto se debe a una concentración de múltiples colores que logran cansar nuestra vista.

Ya pasado el tiempo con un monitor es importante calibrar o buscar un calibrador para ajustar nuevamente su resolución de color y vuelva a su estado de fabrica.

Hay personas que usan el monitor y son profesionales audiovisualmente y el monitor tiene mas potencial pero tiene una configuración básica predeterminada, estos buscan un calibrador para ajustar la pantalla a la necesidad. Tenga presente siempre que cada monitor es distinto y no todos los programas o opciones serán de gran ayuda, así que deberá probar cuál se adapta mejor a su pantalla.