Arreglar un cable cortado requiere precisión para volver a unir los circuitos integrados mínimos por donde pasa la corriente que le da vida a la mayoría de nuestros aparatos. Por lo general, el cable (independientemente de su categoría) suele ser vulnerable a rasgarse. A veces son por causas naturales, como el desgaste por el uso.

Debes tener sumo cuidado al momento de reparar tu cable cortado. Pues se trata de corriente eléctrica que pasará por tu manos al momento de probar que el trabajo realizado ha sido efectivo. Asegúrate de utilizar protección y no exponerte de forma peligrosa al enchufe.

El primer paso es detectar el daño que ha sufrido el cable y aislar la longitud total de pedazo. Dependiendo de la gravedad y ubicación de la rasgadura que tiene, podrán aplicarse distintas medidas de tratamiento. Existen algunas metodologías más avanzadas que otras. Muchas veces sólo debes exponer los cables internos o cambiar de enchufe.

A continuación, descubre las formas convencionales de lograr exponer el daño de tu cable y poder solventar el daño sin tener que intercambiarlo por alguno otro nuevo.

Repara el daño de tu cable de forma sencilla

Repara el daño de tu cable de forma sencilla utilizando estas distintas formas de aislar la porción de cable y volver funcionar tu porción de cordón por donde pasar la tensión eléctrica.

Asegúrate de siempre utilizar la protección necesaria para evitar accidentes que pudiesen amenazar tu integridad física.

Utiliza cinta adhesiva aislante

Utiliza cinta adhesiva aislante negra para poder reforzar la parte externa de tu cable y evitar que pueda fracturarse más dañando los alambres internos de tu cable. Por supuesto, no es una solución total, pero puedo ayudarte a alargar la vida útil que posee la extensión de tu cargador.

Asegúrate de cubrir las partes dañadas y trata con extrema delicadeza esa longitud de daño. Intenta no doblarlo de forma brusca o de igual no podas prevenir que siga rasgándose la parte exterior que recubre y protege los alambres

Reparar un cable roto

Reparar un cable roto por completo puede hacerse al aislar el pedazo de alambre que se encuentra rasgado y conectarlo directamente al puerto USB si se trata de cargadores o cualquier otra entrada de tu cable eléctrico.

Lo que debes hacer es cortar al menos unos 5cm desde donde se encuentra la porción de cable fracturada, donde haya material fresco y asilar el material externo que lo recubre. Deberás pelar los pequeños cables para tener una visualización mejor de cable conductor de la electricidad.

El siguiente paso para arreglar la fractura es soldar el extremo de cable fresco con la conexión del puerto USB. Este es un procedimiento avanzado que requiere de nociones básicas obre electricidad para evitar accidentes. Asegúrate de contar con el material de protección adecuado en todo el momento.

Puedes solicitar la ayuda de un individuo con experiencia para llevar a cabo la soldadura de tu conductor.

Finalmente, es necesario tener en cuenta que al momento de adquirir un cable se alarga su vida útil si se le manipula con la debida delicadez (sin doblarlo o realizarle movimientos bruscos)