Cómo derrapar en Forza Horizon 4

Utiliza esta guía para derrapar en Forza Horizon 4 para afrontar los derrapes y ganar puntos de habilidad.

La última entrega de la franquicia Forza Horizon está ambientada en el Reino Unido, lo que significa que hay un montón de carreteras sinuosas que son perfectas para poner el coche en marcha.
Derrapar en las zonas designadas para ello en todo el mapa es una forma estupenda de aumentar tu influencia y ganar puntos de habilidad, que puedes gastar en ventajas que te dan la oportunidad de conseguir un Wheelspin o de aumentar tus puntos para una determinada maniobra. Después de pasar un tiempo conduciendo por las carreteras del Reino Unido, aquí tienes algunos consejos sobre cómo derrapar en Forza Horizon 4.

1. Elegir el coche adecuado

En primer lugar, es importante elegir un coche con tracción trasera. Los coches de tracción total o delantera se aferran a la carretera y giran con fuerza, lo que hace prácticamente imposible que derrapen. Elegir un coche de tracción trasera te permitirá dirigir toda la potencia a la parte trasera del coche, permitiéndole deslizarse en las curvas. Para nuestro proyecto de drifting, elegimos un Mazda RX-7 de 1997. Con un precio razonable de 35.000 créditos, nos quedaba suficiente dinero para perfeccionar y poner a punto el coche. Hablando de eso…

2. Ponga a punto su coche

Una vez que hayas elegido tu coche, dirígete al garaje y mejora su potencia y manejo. Es importante encontrar un buen equilibrio entre la potencia y la maniobrabilidad cuando se derrapa, ya que se necesita mucha potencia para llevar el coche al bordillo y mucho agarre en las curvas, de lo contrario se producirán accidentes bastante graves. En la puesta a punto, añadir muelles y amortiguadores de drift a su coche es esencial para crear el coche de drifting perfecto.

3. asistencia a la puesta a punto

La configuración de la dificultad no sólo aumenta el dinero de los premios cuando se ganan carreras, sino que también es una buena manera de encontrar un nivel de control al derrapar. Desactivar el control de tracción y el control de estabilidad hará que tu coche se deslice con mayor facilidad por las curvas del Reino Unido.
Si utiliza una caja de cambios automática, pruebe a cambiar a una caja de cambios manual para aplicar la potencia mucho mejor en medio de un derrape. Poder subir y bajar de marcha manualmente te da mucho más control, que es el elemento más importante del drifting. La falta de control del coche suele acabar en un choque espectacular.

4. La práctica hace la perfección

Tienes el coche perfecto para hacer drifting, has creado los ajustes óptimos, ¡sólo queda salir a las carreteras abiertas y practicar! Con más de 500 carreteras entre las que elegir, Forza Horizon 4 te da muchas oportunidades para perfeccionar tus habilidades de derrape. Tenga cuidado con el tráfico que se aproxima.