Conectar el portátil a un monitor es un gran recurso para ampliar y facilitar el campo de trabajo, si se sabe cómo utilizarlo para extraer sus ventajas. Conozcamos aquí todo lo relacionado con el asunto.

conectar-portatil-a-monitor-1

Pantalla múltiple: un beneficio para conectar el portátil a un monitor

La consideración sobre conectar el portátil a un monitor es típica de una época que exige más y más espacio para el quehacer tecnológico. Nuestra necesidad de conexión permanente creó artefactos adaptados a la movilidad. Luego esta conexión se fue diversificando en diversas áreas más allá de la telefonía tradicional, con herramientas de mensajería internacional, ubicación geográfica y compras instantáneas. La manipulación necesitó volverse más intuitiva, casi tan veloz como el pensamiento, con un deslizamiento de dedos. Y pronto una sola pantalla no fue suficiente para todo el contenido masivo que necesitamos procesar.

¿Para qué sirve específicamente conectar el portátil a un monitor? La ventaja general puede resumirse en la palabra amplitud. Simplemente, una pantalla extra permite extender la visión de lo que se expone visualmente en nuestro portátil, cuyo marco puede ser de bastante calidad hoy por hoy, pero nunca al nivel que puede ofrecer un monitor de tamaño completo.

Existen distintos oficios y contextos donde puede ser necesaria esta amplitud artificial de nuestro portátil. Por ejemplo, los programadores que necesitan escribir códigos y al mismo tiempo revisar continuamente datos electrónicos se beneficiarán mucho de una doble pantalla, en portátil y monitor conectado. Un caso parecido puede presentarse en el trabajo de traductor, que solicita diferentes documentos abiertos en distintos idiomas, a máximo tamaño para no esforzar la vista.

Las actividades de cálculo financiero se hacen mucho más manejables con distintas opciones de visualización. La edición de vídeo es prácticamente imposible de hacer en una pequeña pantalla de laptop, necesitando en su lugar diferentes pantallas para diferentes herramientas. Los trabajos que requieran una constante videoconferencia con colegas o socios necesitarán sí o sí varias pantallas para lidiar con el interlocutor al mismo tiempo que se lidia con la data.

Y el entretenimiento dentro del mundo del videojuego, da más presencia en el mundo laboral de lo que imagina el público común, también se enriquece en gran medida por la presencia de varias pantallas conectadas al portátil regular.

¿Cómo se puede conectar el portátil a un monitor?

Existen varias opciones para crear esta experiencia de combinar la agilidad móvil del portátil con el sistema asentado y amplio de una PC de escritorio ampliada. Todo depende del tipo de equipo, de su tipo de conexiones y del sistema operativo que maneja. En el fondo se trata de un proceso sencillo en el cual no debemos más que preguntarnos qué tipo de extensión queremos, cuál sistema de conexión tenemos a nuestra disposición y cuáles son las opciones que nos ofrecen los programas instalados en el portátil para este propósito.

Si tienes un interés especial por las conexiones externas que puedan añadirse para mejorar tu portátil o ampliar sus capacidades, quizá te resulte de provecho leer este otro artículo de nuestra web dedicado a cómo conectar un disco duro a una laptop. ¡Sigue el link!

No nos preocupemos de no tener la disponibilidad de ampliar la visión de nuestro portátil porque no exista la opción. Todo portátil, desde los más viejos hasta los contemporáneos, incluyen dentro de su esquema físico alguna salida de vídeo o varias para poder insertar una nueva pantalla complementaria. La diferencia consistirá muchas veces en el tipo de salida según la antigüedad o modernidad del modelo.

La conexión más primitiva, por decirlo así, de la historia de los portátiles sería el puerto analógico VGA (Video Graphics Array), un puerto de quince orificios para quince pines, repartidos en tres hileras. Cada pin está destinado a transmitir un color específico para la pantalla nueva. Es un puerto básico pero funcional en equipos de tecnología analógica.

Otras posibles vinculaciones vintage incluyen la DVI (Digital Visual Interface), una conexión mixta que incluye un set de pines y orificios como parte principal que transmiten la señal digital para la pantalla y otros pines más diminutos que transmiten la representación analógica, ya bastante desaparecida del mercado.

El HDMI (High Definition Multimedia Interface), por su parte, transmite solo señal digital de audio y video, lo que hace más simple la conexión del equipo, mediante diecinueve pines y orificios en una pequeña abertura. Su mayor baza es una mejor calidad de píxeles de la imagen. Una variante parecida es el DisplayPort, con veinte pines de conexión y mecanismos de enganche seguro, con resolución similar al HDMI.

conectar-portatil-a-monitor-2

Todo esto con respecto a portátiles de hace al menos una década. Los portátiles más recientes incluirán sistemas de conexión más avanzados como el puerto USB tipo C, que recibe un conector pequeño en forma de óvalo sin más pines y con la posibilidad de conectarse en cualquier sentido, sin la molestia de tener que introducirlo varias veces girándolo para captar la conexión adecuada.

Este tipo de puertos pueden transferir datos, video, audio o energía de carga con potencia, dependiendo de nuestra necesidad. En este caso, la transmisión de audio, vídeo y datos puede efectuarse mediante una conexión Thunderbolt 3, cuya principal ventaja es una inmensa velocidad de transmisión, de cerca de 5GB por segundo, para nuestra pantalla.

Por último, esta época de cambios acelerados de hardware, ofrece también un sistema de conexión avanzado que puede simplificar mucho estos procesos, e inaugurar nuevas posibilidades en su trabajo. Se trata de la base de expansión. Esta base no es más que una tabla electrónica delgada con distintos puertos de todo tipo.

Si se desea conectar distintos aparatos complementarios a la laptop sólo debemos clavar nuestro equipo en los pequeños pines de la base y podremos tener al mismo tiempo todas las conexiones necesarias para nuestras labores, desde impresoras y cornetas, hasta nuestras pantallas de extensión.

Las múltiples pantallas en el sistema operativo más moderno

Dada la prevalencia de este recurso de pantalla múltiple con centro en el portátil, toda la gama de sistemas operativos de los últimos tiempos incluyen opciones de gestión para este objetivo. El último sistema y el más completo hasta ahora es el de Windows 10, no requiere mayores especificaciones de compatibilidad o descarga de programas para añadir una conexión de pantalla nueva. Simplemente conecte el monitor en su puerto y el Escritorio de su portátil se extenderá hasta la nueva visual, sin inconvenientes.

Windows 10 ofrece una plataforma de configuración de pantallas variada y simple como para ser manejada por un niño. Para entrar en ella es necesario presionar la tecla Windows junto a la letra P. Esto nos llevará a una lista de cuatro opciones que se resumen en Solo pantalla de PC, Duplicado, Ampliar y Solo segunda pantalla. Las opciones son bastante autoexplicativas, pero podemos resumirlas brevemente.

Solo pantalla de PC es una opción para utilizar sólo el monitor inicial, sin más. Duplicado es para visualizar el mismo contenido en todas las pantallas conectadas, algo común en conferencias. Ampliar hace que la imagen del Menú sea desplegada a través de las distintas pantallas, dando más espacio de trabajo. Y Sólo segunda pantalla dejará toda la actividad para la pantalla secundaria, apartando a la pantalla principal.

Adicionalmente, es posible configurar las pantallas mediante el Configurador de pantalla, accesible mediante clic derecho sobre el Escritorio. En la ventana desplegada puedes enumerar cada pantalla según tu conveniencia, orientarla o ajustar tamaño. Estos procesos los ubicas bien explicados en el siguiente vídeo, ameno y preciso.

Hasta aquí nuestro artículo sobre cómo conectar un portátil a un monitor. Hasta pronto.