Dead Cells – Cómo derrotar a tu enemigo más peligroso

¿Cómo derrotar a un poderoso enemigo en Dead Cells? Un RPG de desplazamiento lateral que te pone en el camino de la lucha contra el mal.

Te encontrarás con una vasta extensión de castillo, llena de criaturas traicioneras y crueles fuerzas enemigas. En su camino se encontrará con habitaciones secretas que no son fáciles de abrir, pero que por otro lado guardan ciertos objetos de valor. Tendrás que aguantar el mayor tiempo posible, mientras encuentras cualquier medio a tu alcance para sobrevivir. Existe un truco, como la muerte permanente, en el que, después de perder, empiezas la partida desde el principio. Pero probablemente sea aún mejor, porque con cada nueva vida abrirás nuevos niveles del castillo, que te permitirán descubrir otras formas de pasar por tal o cual lugar. El sistema de combate está bien desarrollado y la mecánica de la acción es un placer.

Guía de destrucción de los enemigos más peligrosos de Dead Cells

Durante el recorrido, puedes encontrarlo en multitud de lugares, desde la prisión hasta la sala del trono. Donde con gusto te convertirá en picadillo sangriento y es Zombie. Una máquina de muerte impredecible, traicionera y violenta, dispuesta a atacar al héroe desde cualquier rincón.

Zombie – son algunos de los primeros enemigos que encuentra el jugador. Actúan como atacantes básicos cuerpo a cuerpo y son algunos de los enemigos más resistentes que el jugador encontrará al principio. Los zombis siempre usarán su ataque de rasguño si el jugador está en rango de combate cuerpo a cuerpo, o atacarán al jugador si están fuera de rango de combate cuerpo a cuerpo. Para evitarlo, es necesario estudiar a su enemigo con más detalle.

Ataques

Un zombi tiene el más amplio arsenal de movimientos al que puedes sobrevivir, incluso con un buen tatuaje inverso y un billete verde. Sólo hay dos. Un zombi ataca con un rápido golpe de muerte instantánea.

Su acción – Se balancea y golpea rápidamente al héroe.

Para evitar perder salud, puedes parar el golpe con el escudo pulsando el botón correspondiente en el momento en que aparezca el indicador de ataque sobre la cabeza del zombi.

Simplemente rueda detrás de él y ataca – una forma efectiva de evitar el peligro. Si hay más de un enemigo, corre tras el zombi y enfréntate primero a los enemigos más agresivos.

O puedes evadir un ataque rodando en el mismo patrón.

Tenga en cuenta que el zombi sólo ataca si está en a distancia.

Da una falsa sensación de seguridad a distancia del enemigo.

Pero prepárate para que la distancia se acorte más rápido de lo que crees gracias al segundo ataque.

El siguiente salto ultrasónico de destrucción del héroe se realiza a una distancia de aproximadamente la mitad de la pantalla, y antes de realizarlo el zombi adopta una pose característica preparándose para el ataque.

Una vez completado esto, el enemigo salta hacia adelante, atacando simultáneamente al héroe.

También puedes parar este ataque con tu escudo, o puedes rodar a la espalda del zombi mientras vuela hacia ti.

Sin embargo, si estás a la izquierda del zombi, éste lanzará sus ataques de la derecha. Y si te colocas a la derecha, los zombis atacarán en consecuencia. a la izquierda.

Este es un matiz muy importante.

Vulnerabilidades

Puedes disparar a los zombis con un arco u otra arma a distancia.

Puedes acribillarlo con lanzas o hachas, espadas u otras armas.

También puedes atraparlo y matarlo con torretas automáticas. Quemadlo con fuego, envenenadlo con veneno, desangradlo. arrojadlo al abismo, aplastadlo con vuestros pies.

Lo principal es no tener miedo y no perderse.

¿Es eso todo lo que hay que saber sobre cómo acabar con un enemigo difícil en Dead Cells? Si tienes algo que añadir, no dudes en dejar un comentario a continuación.