El Smartphone es un dispositivo que ha provocado cambios acelerados en nuestro desarrollo tecnológico, nuestra cultura y nuestra sociedad en general. Revisemos juntos la evolución del Smartphone a través de los tiempos.

evolucion-del-smartphone-1

Evolución Smartphone: la gran revolución del siglo XXI

La evolución del Smartphone puede ir en paralelo con nuestra consideración sobre la evolución de la humanidad. El momento crucial en el cual pasamos de tener las voces de otros en nuestro bolsillo a tener el universo entero en nuestra mano, es definitivamente uno de los grandes momentos de nuestra especie. Súbitamente, todas las posibilidades se abrieron, se dinamizaron hasta límites insospechables y se hicieron instantáneas. Y gran parte de las barreras físicas que impedían nuestra comunicación entre fronteras se desvanecieron en gran medida.

Si todo esto suena como una profecía apocalíptica es porque en cierto modo lo es. Es difícil pensar en un momento histórico previo que comportara tantas implicaciones de transformación social como el momento actual.  Y si tendemos a reducir todo esto a aplicaciones coloridas, memes o fotos de gatos es quizá como un mecanismo de protección ante realidades que se nos antojan insondables.

Un Smartphone ha pasado de ser una curiosidad de ciencia ficción al alcance de élites privilegiadas a ser una necesidad incluso para el más humilde trabajador del mercado. Se trata de un verdadero salto hacia adelante en todo sentido imaginable, llevado a cabo en apenas tres décadas, desde los inicios de la telefonía móvil en los 90 hasta la actualidad de contacto a distancia durante el escenario pandémico de 2020-2021.

Ahora bien, ¿Cómo podemos definir lo que es en sí un Smartphone? Un Smartphone es un dispositivo móvil que muestra las características asombrosas de un teléfono ampliado ilimitadamente en sus posibilidades. Es un teléfono de chip integrado que incorpora un sistema operativo entero, como cualquier computador al uso, con conexión inalámbrica a Internet y, por tanto, la capacidad evidente de gestionar redes sociales, hacer búsquedas y revisar correos electrónicos del usuario.

Sin olvidar que también puede lidiar con un sinnúmero de aplicaciones, softwares, sistemas de almacenamiento o cámaras digitales de calidad. Al contrario de aquel famoso reloj de la película Spy Kids (2001), capaz de ejecutar todo tipo de actos milagrosos excepto dar la hora, un Smartphone nos abre el mundo cibernético al mismo tiempo que nos vincula aún con el formato telefónico más tradicional. Lo mejor de ambos mundos.

Evolución del Smartphone a través de los tiempos

La evolución de este dispositivo esencial para nuestra era nos impresiona por la velocidad de los ciclos que la conforman. Cada vez más aceleradamente vemos como se empequeñecen, aplanan y aligeran equipos con cada vez mayor capacidad y potencia. La brevedad de la historia no condice verdaderamente con todo lo que se ha avanzado en términos de desarrollo tecnológico. Así que revisemos con asombro esta rápida y profunda historia del Smartphone.

Si tienes un interés especial sobre todo lo relacionado con dispositivos Smartphone, quizá te resulte de provecho visitar este otro artículo de nuestra web dedicado a exponer las características de un Smartphone. ¡Sigue el link!

evolucion-del-smartphone-2

Si bien solemos pensar en los teléfonos inteligentes como un producto exclusivo del siglo XXI, por la preeminencia que han alcanzado en estos años, los primeros rastros que debemos seguir para encontrar los primeros Smartphone se remontan a los años 90.

En los primeros años de esta década histórica, la empresa IBM lanzó lo que puede ser considerado como el primer teléfono inteligente: El IBM Simon Personal Communicator de 1994. Se trató de un grueso ladrillo negro de alto costo y baja duración de batería que estuvo fuera del mercado en menos de dos años.

Pero sus recursos eran sorprendentes para su época. Poseía una pantalla verde LCD, manejada mediante un lápiz digital, mediante la cual el usuario podía enviar correos electrónicos, establecer agendas o conectarse a computadores y fax. 1 MB de memoria y almacenamiento caracterizaban su procesador.

Estos tiempos primigenios del Smartphone se completan con el Nokia 9000, otro pesado aparato con los mismos recursos de conexión y email que el Simon de IBM pero con un avance en su memoria, de 8 MB, pantalla LCD más grande y teclado QWERTY entero. De corta vida también, fue considerada por sus creadores después como un adelanto de cinco años con respecto al mercado usual.

El año 1999 abría paso para el nuevo milenio con la aparición del famoso Blackberry 850, la primera experiencia Smartphone de la generación nacida en los 90 y el primer dispositivo que llevó abiertamente este nombre. De limitada navegación en HTML, dos baterías y correo electrónico básico, parecía más bien un buscapersonas que un teléfono inteligente.

Años 2000

Pronto la marca Blackberry incorporaría modelos más avanzados como el Quark de 2003, con teléfono propiamente dicho integrado, pantalla rectangular y las primeras listas de aplicaciones. Paralelamente, el Ericsson R380 del 2000 ofrecía un tamaño pequeño innovador para su época, con antena y una pantalla monocroma táctil cubierta con una tapa llena de teclas.

Después de varios modelos de Blackberry y Ericsson se produciría en 2007 el gran sismo en el mundo Smartphone: la compañía Apple capitaneada por Steve Jobs lanzaba al mercado el primer iPhone. El salto tecnológico fue verdaderamente revolucionario. El aparato tenía un procesador con un sistema operativo propio (iOS), memoria RAM de 128 MB, memoria interna entre los 4 GB y los 16 GB, dependiendo del modelo, pantalla de buena resolución, cámara de 2 megapíxeles, auricular, altavoz y conexión a Internet. En este primer modelo estaban compactados todos los avances que cambiarían el mercado para siempre.

Pero paralelamente al mundo iPhone se gestaba otro monstruo de la industria, el sistema Android desarrollado por la Open Handset Alliance (OHA). Su primera aparición se produjo con HTC Dream (2008), un producto con WiFi, Bluetooth y cámara digital. Pero el gran momento en el que apareció como rival directo de los sistemas Apple fue con el lanzamiento del primer Samsung Galaxy S (2010), el aparato más liviano hasta el momento que procesaba gráficos a máxima velocidad. El potente Nexus 4 de 2012, colaboración directa entre Google y LG, terminó de posicionar el software Android con fuerza dentro de la industria.

Al año siguiente, Apple contraatacaría con su iPhone 5S, un producto de núcleo doble con 64 bits en su arquitectura, entre 16 y 64 GB de almacenamiento, 1 GB de memoria RAM, un nuevo sistema operativo iOS 7, WiFi, GPS y desbloqueo mediante huella dactilar. Un enorme éxito refrendado por el nuevo modelo liberado años después, el iPhone 6 Plus, con mejorías pequeñas en aspectos de rapidez y duración de batería.

Actualidad

Hemos recorrido un largo camino desde los armatostes negros de Nokia e IBM. Los productos ágiles, pequeños y planos de Apple y Google siguen en rivalidad eterna, mientras por en medio se han ido introduciendo con agresividad los modelos asiáticos como Xiaomi o Huawei, cuestionados por su seguridad ante el espionaje de gobiernos tanto como lo ha sido Android desde las revelaciones de 2013. Es difícil saber quién se impondrá en este contexto de ventas inmensas, salidas intempestivas del mercado y desarrollo tecnológico de velocidad aterradora.

Por lo pronto, este vídeo resume con justeza toda esta evolución de modelos en el circuito del Smartphone. Produce vértigo ver tan sólo el desfile de logos, colores, formas y tamaños que hemos presenciado a lo largo de los años.

Hasta aquí nuestro artículo sobre la evolución del Smartphone, uno de los productos humanos fundamentales para entender los cambios de nuestra era. Hasta pronto.