¿Tu computadora está lenta, infectada por virus sin remedio o necesitas renovarla? En este artículo te enseñaremos cómo formatear Windows 7 para que puedas volver a usarla como si estuviera nueva.

formatear-windows-7-1

Formatear Windows 7

Windows 7 es uno de los sistemas operativos más usados a nivel mundial, debido principalmente a las múltiples ventajas que representa, tanto para personas particulares, como para profesionales y empresas en general. De allí que existan seis versiones de él, cada una con características diferentes. Éstas son: Starter, Home Basic, Home Premium, Professional, Enterprisse y Ultimate.

Sobre la última versión, Windows Ultimate, hay que mencionar que es la que posee todo el potencial del sistema operativo, encontrándose disponible para el público en general.

Por otra parte, es importante destacar que no existen diferencias significativas en el rendimiento de cada una de las versiones. Sin embargo, el espacio que ocupan en el disco duro y la cantidad de recursos que consumen suelen variar entre una y otra.

Ahora bien, independientemente de la versión de Windows 7 que poseamos, formatear el disco duro de una computadora es una acción que debemos realizar al menos alguna vez, sobre todo si el equipo presenta algún tipo de falla, está lento hasta el punto de ser tedioso trabajar con él, ha sido infectado por un virus realmente malicioso o, simplemente, porque queremos vaciar todo su contenido y volver a la configuración de fábrica.

En términos generales, formatear un disco conlleva ciertas ventajas, entre las principales están: sirve como mantenimiento preventivo del ordenador, elimina completamente virus y malware, facilitando la instalación de sistemas operativos de manera limpia y eficiente, lo cual se traduce en un mejor funcionamiento del equipo.

Al respecto, una de las primeras consideraciones que debemos hacer es decidir si volveremos a instalar Windows 7 o, si por el contrario, migraremos a otro sistema operativo. Además, la escogencia de método depende de si contamos o no con el CD de instalación, así como también con los requerimientos técnicos para ello.

De todas maneras, sea cual sea nuestra elección, lo primero que debemos hacer es respaldar toda la información mediante la creación de una copia de seguridad de los datos. Para ello, podemos elegir usar un disco duro externo, una memoria USB, o cualquier otro medio de almacenamiento externo disponible. También podemos recurrir a uno de los servicios de almacenamiento en línea existentes, tales como: Dropbox, Google Drive, One Drive, entre otros.

Si quieres conocer más sobre los servicios de almacenamiento en línea, te invito a leer nuestro artículo sobre subir archivos a la nube.

Lo siguiente es verificar que poseemos los controladores de nuestro equipo. Si no estamos seguros, lo mejor es revisar las especificaciones de nuestro disco en la página oficial del fabricante. Allí encontraremos, tanto el tipo de placa base, como el  procesador que poseemos y el tamaño de memoria RAM del cual disponemos.

Sobre este particular, es importante resaltar que luego de formatear el disco duro, será posible reescribir la memoria del dispositivo con nueva información o, lo que es lo mismo, darle nuevo uso a la computadora.  Así pues, a continuación te enseñaremos cómo formatear Windows 7 de varias maneras.

¿Cómo formatear Windows 7 usando la BIOS?

Entre todas las maneras posibles de formatear un sistema operativo, ésta es la más sencilla. Se le denomina formateo de la unidad primaria e involucra al sistema básico que controla toda la computadora, el cual conocemos con el nombre de BIOS.

Es importante destacar que para llevar a cabo este método se requiere que poseamos el CD original de instalación de Windows 7 o, en su defecto, la clave válida del sistema.

El primer paso es reiniciar el equipo y presionar la tecla correcta para acceder a la Bios. Dependiendo del modelo de la placa base que tenga nuestro ordenador, esta tecla puede ser cualquiera de las siguientes: F5, F8, F10, F11, F12, Del o Supr.

Luego, en la pantalla que aparece, conocida como BIOS, escogemos la opción Standard Cmo Setup. Dentro de ella, seleccionamos la opción First Boot Device, y seguidamente CD/DVD. Esto nos permitirá iniciar la computadora desde el CD de Windows 7.

A continuación, presionamos la tecla Esc, más F10, así saldremos del menú y habremos guardado los cambios. Finalmente, confirmamos con la escogencia de la opción Yes.

En este momento el equipo se reinicia de nuevo. Al terminar, debemos introducir el CD de instalación en la unidad lectora de la computadora. Cuando se concluye la lectura, en pantalla aparece el siguiente mensaje: Presione cualquier tecla para arrancar desde el CD o DVD. En respuesta, presionamos cualquier tecla una sola vez y esperamos.

Al terminar el tiempo de espera, en pantalla se visualiza la presentación de Windows 7. En esta parte, se nos pide establecer el idioma, el formato de hora y fecha, y el idioma del teclado. Seguidamente, damos clic donde dice Siguiente y luego en Instalar ahora.

Luego de esto, debemos leer y aceptar las condiciones de la licencia del sistema Windows 7, y dar clic sobre la opción Siguiente. En la pantalla que se muestra a continuación, seleccionamos la opción Custom: Install Windows only (Advanced), con esto podremos ejecutar la instalación del sistema limpiamente.

Después de esto, veremos las particiones que se encuentren disponibles del sistema operativo anterior. Seleccionamos donde dice Unidad C y damos clic en Formatear. Repetimos el procedimiento con el resto de las particiones.

Sobre este particular, es bueno establecer lo qué significan las particiones del disco duro. Éstas no son otra cosa, sino las secciones en las que se divide el espacio disponible en el disco.

Al terminar de formatear la totalidad del disco, debemos crear una nueva partición. Para ello, seleccionamos el espacio sin asignar y damos clic donde dice Nuevo. Aquí se nos pide establecer el tamaño de la partición que está disponible.

Ahora nos dirigimos a la Unidad C para instalar Windows 7, seguidamente damos clic sobre la opción Siguiente.

A continuación, el sistema operativo comienza su proceso de instalación y a nosotros lo que nos queda es esperar.

formatear-windows-7-3

Al finalizar la copia de los archivos, así como de las características e instalaciones, se nos pide introducir un nombre para el sistema y para el usuario. Además, opcionalmente, podemos crear una contraseña y una pregunta de seguridad.

Posteriormente, en la siguiente pantalla, debemos colocar el número de serie de Windows 7 y damos clic en la opción Siguiente. A continuación, configuramos según las recomendaciones que aparecen en pantalla.

Lo último es seleccionar el tipo de red desde el cual vamos a trabajar, bien sea doméstica, privada o pública. Con esto se terminó de configurar el sistema y se abre una nueva pantalla donde se muestra la bienvenida de Windows 7, listo para comenzar a trabajar.

En este punto, es importante advertir que no debemos confundir este procedimiento con el que algunos denominan Formateo rápido, el cual no es para nada seguro. Éste consiste, básicamente, en quitar el formato de la unidad directamente desde las opciones del sistema.

Formatear Windows 7 desde un CD

Cuando queremos formatear Windows 7, pero no contamos con el CD de instalación original, siempre podemos optar por la alternativa de crear un CD arrancable.

El primer paso que debemos dar es descargar la imagen ISO de la versión de Windows 7 que deseemos, por ejemplo Windows Ultimate. Esta descarga se hace, preferiblemente desde la página oficial de Microsoft, sin embargo, también es posible hacerlo a través de varias aplicaciones disponibles como: Rufus, UltraIso, entre otros.

Es importante destacar que en algún momento del  proceso se nos pedirá una clave válida de Windows 7, como garantía de la compra de la respectiva licencia. Si no la tenemos de la instalación anterior, bien porque se nos perdió o no la recordamos, tenemos la opción de descargarla desde la web oficial del fabricante, lo cual genera un costo. Sin embargo, es bueno saber que existen otras páginas desde donde es posible obtener un serial válido de Windows 7.

Ahora bien, siguiendo con el ejemplo, proseguiremos con la descripción de los pasos necesarios para formatear Windows 7 Ultimate.

formatear-windows-7-2

Una vez descargada la imagen ISO del sistema, lo siguiente es copiar todos los archivos en un CD en blanco. Luego de esto hace falta indicarle al ordenador que queremos arrancar el sistema desde el CD, así que debemos reiniciar el equipo para posteriormente acceder a la BIOS.

Después de reiniciar el ordenador se nos pide seleccionar una tecla específica para continuar, ésta varía dependiendo del modelo de la placa base de nuestra computadora. De todas maneras, no hay de qué preocuparse puesto que el procedimiento es bastante intuitivo.

A continuación se muestra en pantalla lo que denominamos BIOS, donde debemos seleccionar la opción que corresponda con Standard Cmd Setup. Dentro de ella seleccionamos First Boot Devic, y luego el nombre del CD que tenemos preparado con la imagen ISO de Windows Ultimate.

Enseguida damos clic en la tecla Esc y luego presionamos la tecla F10. Para terminar con esta parte del procedimiento, seleccionamos donde dice Yes.

En este punto, el asistente de Windows nos guía durante todo el proceso de formateo, ayudándonos a seleccionar las opciones básicas recomendadas hasta llegar a la instalación del sistema propiamente dicho.

Sin embargo, antes de iniciar el formateo definitivo, debemos elegir entre personalizar la instalación o actualizar la versión anterior.

Sobre este particular, hay que advertir que lo más recomendable cuando queremos borrar toda la información almacenada en nuestro equipo, es formatear todas las particiones que se encuentran en el equipo. Para ello basta seguir las instrucciones que dimos al respecto en la sección anterior.

Ahora bien, una vez establecida la configuración de la instalación del sistema, éste comienza con el proceso de reinstalación de Windows Ultimate. El equipo se reinicia y cuando vuelve a encenderse nos pide la clave o serial del sistema, el cual ya vimos cómo obtenerlo.

Una vez introducido el código, debemos proseguir con las configuraciones restantes, entre ellas: hora y fecha, idioma, etc. Al terminar, damos clic donde dice Siguiente.

Finalmente, se abre una nueva pantalla que contiene la bienvenida de Windows Ultimate, lo cual nos indica que hemos concluido con el proceso de fomateo del sistema.

Formatear Windows 7 desde un USB

Algunas veces no contamos con el CD de instalación del sistema, por lo cual se hace necesario crear un USB de arranque para formatear Windows 7.

El principal requisito es contar con un pendrive o memoria USB con un espacio disponible de 4 GB para almacenamiento, y libre de cualquier otra información. Lo siguiente es descargar el archivo ISO de Windows 7 desde la página oficial de Microsoft, y copiarlo en dicha unidad. Funciona igual si, para su descarga, usamos algunos de los programas especializados que existen.

Para mayor información, te invitamos a leer nuestro artículo sobre cómo hacer un pendrible booteable. Allí encontrarás toda la información sobre el procedimiento a seguir y las aplicaciones disponibles para ello.

El siguiente paso es configurar el arranque, dirigiéndonos directamente a la BIOS del ordenador para establecer el puerto USB como principal dispositivo de inicio. Esto se logra reiniciando el ordenador y presionando una de estas teclas: F5, F8, F10, F11, F12, Del o Supr, según el modelo de la placa base que posea nuestra computadora.

Luego, en la pantalla que aparece de manera inmediata (BIOS), seguimos la siguiente secuencia: Standard Cmo Setup > First Boot Device > Nombre de la memoria USB donde hemos copiado la imagen ISO del sistema. Seguidamente, damos clic en la tecla Esc y presionamos la tecla F10. Por último, seleccionamos la opción Yes.

En este punto el equipo se reinicia automáticamente, de tal manera que cuando se vuelve a encender, debemos dirigirnos a la ubicación de la memoria USB en cuestión y seguir las opciones básicas que nos permiten instalar el sistema operativo.

Es importante destacar que estas opciones son las mismas que ya explicamos en los apartados anteriores, las cuales incluyen la aceptación de las condiciones del contrato, la instalación del sistema, la configuración del idioma, y la realización de las particiones necesarias para reinstalar Windows 7.

Hasta acá hemos visto las formas más comunes referentes a cómo formatear Windows 7, sin embargo, existen otras bastantes sencillas, pero de menor uso. Éstas son:

Formatear con Administrador de discos

El primer paso es abrir el administrador de discos, herramienta que viene instalada por defecto en Windows 7. Para ello, nos dirigimos a la caja de búsqueda en la barra de tareas y escribimos Disk Management.

Cuando esta opción aparece en pantalla, la seleccionamos para, desde allí, buscar la unidad y la partición, o particiones, que queremos formatear.

Una vez las hayamos identificado, damos clic derecho y presionamos donde dice Formatear.

En la siguiente pantalla, debemos introducir el nombre que le vamos a dar a la unidad, o podemos dejarle el que tenía. A continuación, elegimos el método de sistema de archivos NTFS, el cual resulta más moderno que el FAT32. De igual manera, debemos fijar el tamaño de la unidad, el cual puede ser el predeterminado.

En este punto, es importante desactivar la opción de Realizar formateo rápido. Para concluir, damos clic en Aceptar. Con lo cual iniciará el proceso de formateo deseado.

formatear-windows-7-4

Formatear desde la línea de comandos

Existe otro método que, al igual que el anterior, resulta bastante sencillo. Consiste en el uso del Diskpart desde la línea de comandos.

El primer paso es introducir en la caja de búsqueda de la barra de tareas de Windows 7 las letras Cmd, esto nos permitirá escribir y ejecutar determinados comandos. De tal manera que debemos escribir Diskpart, seguido de List Disk. Esto nos permite ver la lista de todas las unidades instaladas en el equipo.

Lo siguiente es identificar la unidad que queremos formatear, después de lo cual debemos seleccionarla y escribir Select Disk 1, si se trata del disco uno, o Select Disk 2, en caso de que el disco a formatear sea el número dos. Lo último es escribir Clean.

De esa forma concluye la eliminación de las particiones y el formateo de la unidad seleccionada.

Como hemos visto, los procedimientos anteriores nos permiten formatear Windows 7 desde la BIOS, teniendo el CD de instalación original del sistema, creando un CD con toda la información necesaria, a través de un pendrive booteable e, incluso, usando comandos, siendo posible en todo los casos la reinstalación del sistema operativo.

Sin embargo, en ocasiones nos puede interesar borrar toda la información almacenada en nuestro equipo de forma permanente, bien sea porque hemos decidido venderlo, regalarlo o desecharlo por completo.

Si este es el caso, a continuación te enseñaremos cómo formatear Windows 7, de tal forma que ninguna otra persona pueda recuperar nuestros datos.

Formatear de forma segura

En primer lugar, debemos descargar un programa llamado DBAN, el cual sirve para formatear discos duros de forma definitiva, es decir, de tal manera que los datos borrados no se puedan recuperar. Esta útil herramienta la podemos descargar de manera gratuita desde su página oficial.

Una vez descargado el programa, debemos copiarlo en un CD o DVD. Para ello, damos clic derecho en el archivo ISO recién descargado, y seleccionamos la opción Copiar a disco. Por supuesto, el CD o DVD debe haber sido previamente insertado en la unidad de lector óptico del equipo.

Lo siguiente es hacer que nuestro computador arranque desde el disco que acabamos de grabar con el programa DBAN, para lo cual es necesario indicarle que debe iniciar desde el lector óptico. Esto se logra reiniciando el ordenador y presionando la tecla que se nos indique desde la BIOS.

A continuación abrimos el menú Inicio, y buscamos la opción que nos permite establecer la unidad óptica como el dispositivo de inicio por defecto.

Después de realizar los ajustes de inicio, reniciamos nuevamente la computadora. Esta vez para abrir el programa DBAN. Cuando éste abre, presionamos la tecla Enter.

Seguidamente, en la lista despegable que aparece en la pantalla, seleccionamos el disco duro que queremos borrar. El proceso comienza cuando presionamos la tecla F10.

Por defecto, el programa DBAN limpia de forma segura la información usando sus ajustes predeterminados. La limpieza termina en un aproximado de dos horas.

De forma opcional, podemos asegurar una vez más la eliminación completa de los datos si presionamos la tecla M sobre la unidad, y seleccionamos la opción DoD 5220 22-M o Limpieza Gutmann, lo cual alargará el tiempo total del proceso de borrado de la información, pero valdrá la pena.

Es importante destacar que es necesario repetir el proceso para cada unidad que deseamos borrar.

Programas especializados

Tal y como acabamos de ver, existe la posibilidad de emplear programas especializados en formatear y crear particiones, a la vez que nos permiten borrar de forma segura y definitiva la información contenida en nuestro ordenador.

Así pues, es válido mencionar otros programas de este tipo, los cuales se encuentran disponibles en el mercado:

EaseUS Partition Master: Cuenta con una interfaz gráfica amigable y de fácil uso, ideal para principiantes y expertos. A través de ella es posible formatear y particionar discos duros, así como también cambiar el tamaño y la ubicación de una partición, fusionar y recuperar particiones, y redistribuir el espacio libre disponible.

MiniTool Partition Wizard: Resulta ideal para personas no expertas en formateo de discos duros. Entre las múltiples funciones de esta útil herramienta están: crear, eliminar, copiar, recuperar y hacer invisible las particiones de nuestro disco duro. Adicionalmente, puede cambiar el tamaño y el nombre de la unidad.

Paragon Partition Manager: Se caracteriza por su interfaz sencilla y práctica, a través de la cual es posible formatear y administrar las particiones de un disco duro de forma realmente organizada. Todas las opciones que presenta, como: particionar, copiar, editar, realizar respaldos, etc., cuentan con un asistente que nos guía durante todo el proceso.

GParted: Esta herramienta nos permite crear, gestionar y eliminar particiones de nuestro disco duro. Su principal característica es la posibilidad de instalar un sistema operativo distinto en cada una de las particiones disponibles.

AOMEI Partition Assistant: A través de esta aplicación podemos realizar cualquier tipo de gestión relacionada con las particiones de nuestro disco duro, incluyendo diagnóstico y reuperación. Adicionalmente, permite crear discos de arranque.

¿Qué drivers necesito instalar?

Independientemente del método escogido, una vez que concluimos el proceso de formateado y reinstalación de Windows 7, la pantalla de bienvenida que se muestra en la pantalla del ordenador es normalizada, lo que es lógico pues ya no tenemos ningún programa instalado.

Así pues, si como mencionamos antes nuestro propósito es formatear el sistema para darle nuevo y mejor uso a nuestro ordenador, ahora es necesario que reinstalemos los programas que teníamos anteriormente o cualquier otro que consideremos. Además, es el momento de recuperar los archivos que se encuentran en la copia de seguridad que recomendamos al inicio de este artículo.

De esta manera, los programas básicos que solemos instalar en nuestro ordenador son: Microsoft Office, Adobe Reader, Adobe Fash Player, Google Chrome, Java, Winrar y no puede faltar un buen antivirus.

Por otra parte, es bueno recordar lo que mencionamos anteriormente sobre los controladores del sistema, pues concluido todo el proceso podemos verificar cuáles no fueron reconocidos durante la reinstalación de Windows 7.

Para conocer de cuáles controladores se trata, vamos al menú Inicio, en la barra de búsqueda escribimos Administrador de dispositivos y presionamos la tecla Enter. Seguidamente aparece una lista con los elementos que deben ser instalados manualmente. Los podemos identificar con facilidad porque al lado de su nombre aparece un símbolo de advertencia de color amarillo.

Ventajas

Formatear Windows 7 y decidir reinstalarlo en nuestro ordenador es, sin duda, una idea increíble, pues este sistema operativo presenta mejoras sustanciales en cuanto a su antecesor, Windows Vista, las cuales conforman sus principales características y se refieren, básicamente, a la rapidez con la que ejecuta ciertas acciones como, por ejemplo: encendido y apagado del equipo, hibernación y suspensión, reconexión con redes inalámbricas y reconocimiento de dispositivos USB. Finalmente, ofrece una barra de tareas con mejor visualización, así como también reduce el uso de la memoria.

Requerimientos técnicos

Finalmente es importante aclarar que, para formatear y reinstalar Windows 7 en un computador y que éste funcione de manera óptima, el equipo debe cumplir con los siguientes requisitos: Procesador mínimo de 1 GHz, memoria RAM de 1 GB o 2 GB, arquitectura de ordenador de 32 o 64 bits, tarjeta gráfica, unidad óptica de DVD R/RW, dispositivos de gráficos DirectX9 con soporte para controladores WDDN 1.0,  y entre 16 y 20 GB disponibles de disco duro.