Si eres fanático del uso de las redes sociales, es importante que conozcas, que muchos peligros abundan en ellas. En este artículo te mencionaremos alguna que otra inseguridad en las redes sociales; de las más peligrosas que hay.

inseguridad-en-las-redes-sociales-1

Inseguridad en las redes sociales

Las redes sociales, se han convertido en algo muy importante y casi imprescindible para nosotros hoy en día. Ya es muy difícil conocer de alguien que no posea al menos una de ellas; si bien los más jóvenes son los que más uso hacen de ellas, no es raro conseguir personas mayores (padres, tíos e incluso abuelos) que también tengan una cuenta en alguna red social.

Es nuestra nueva forma de comunicación a través de compartir estados y fotos, historias a nuestros «amigos»; esto último en comillas, haciendo referencia en realidad a la lista de personas que tengas agregadas. A través de mensajería instantánea, llamadas y videollamadas; también para pasar un buen rato distrayéndonos y para enterarnos de otras cosas, como noticias, ya que se han convertido en una nueva fuente de éstas.

Existen múltiples redes sociales, cada una con funciones bien específicas; las más comunes y más mundialmente conocidas son Facebook, Instagram, Twitter, Whatsapp, Youtube, Snapchat, entre otras.

Cualquier persona, ha hecho uso de al menos de una de ellas, alguna vez en su vida; pero la gran mayoría de nosotros, poseemos usuarios en varias de ellas. Podemos pasar un día entero, pasando de red social en red social, viendo una y otra vez los post de nuestros amigos, escribiéndonos y más cosas aún.

Las redes sociales incluso, se han convertido en una excelente fuente de trabajo para varias personas; compartiendo lo que hace y ofreciendo sus servicios a través de ellas. Los artistas, se han valido tanto de ellas para darse a conocer al mundo; tanto así, que es casi obligatorio (por no decir totalmente obligatorio) que, si quiere llegar a las personas, debe poseer y manejar principalmente Facebook e Instagram.

Algunas advertencias

No todo es miel sobre hojuelas en el mundo digital, porque así como sucede en la vida real, estamos expuestos a grandes peligros; todas las personas podemos ser víctimas de algún hackeo, robo de información, estafa y más por parte de algún criminal, todo hecho en las mismas redes digitales. El peligro puede ser incluso muy delicado, se han llegado a perpetrar secuestros incluso; ya que los delincuentes cometen de estos delitos, se encargan de averiguar todo lo necesario sobre nosotros.

inseguridad-en-las-redes-sociales

Una gran inseguridad en las redes sociales, que será tan vulnerable, como tanta privacidad tengamos en nuestras cuentas; que afortunadamente, las empresas, dueñas de estos software, se han encargado de cada vez, poder ofrecerle a sus usuarios más opciones de privacidad,

Así se esconde más información y sólo las vean aquellos que nosotros consideremos que pueden hacerlo; solamente familiares y/o solamente amigos agregados y si alguien que no conocemos y no tenemos agregados quiere ver nuestra información, tenemos la potestad de rechazarlo o aceptarlo.

Si quieres conocer más sobre la seguridad y la privacidad, no solamente en las redes sociales, sino en todo el mundo de la informática también; te recomendamos entonces el siguiente artículo, para que puedas informarte más al respecto: Recomendaciones de seguridad informática.

5 Ejemplos de inseguridad en las redes sociales

La inseguridad en las redes sociales, puede presentarse de múltiples formas; desde un simple spam hasta un acoso virtual o hackeo total o parcial de tus cuentas. A continuación, te presentaremos una lista de 5 ejemplos, que consideramos que son los más comunes; aunque algunos de ellos, puedan parecer simple, si no son controlados, pueden convertirse en un gran riesgo para las personas.

Es importante, que si eres víctima de alguno de estos tipos de inseguridad o de alguno que no aparezca en esta lista, lo reportes inmediatamente. Muchas de nuestras redes, tienen la opción de bloquear, reportar y/o denunciar algo que perjudique nuestra integridad tanto mental, como física; dicho esto, pasamos entonces a los ejemplos.

  • Adicciones a los «likes«

Este es una de las inseguridades más comunes y en la que muchos adolescente y jóvenes tendemos a caer; no nos referimos especialmente a los «likes«, sino más bien a las reacciones y notificaciones que recibimos de nuestras redes sociales; el saber qué tantas reacciones, qué tantos comentarios tuvo alguna foto, algún estado o historia, puede hacernos sentir «bien» con nosotros mismos.

Esto último es así, porque se ha inmiscuido tanto en nosotros ello, que es de vital importancia compartir con los demás nuestra vida y recibir algún tipo de aprobación por parte de ellos.

Entonces, ¿Qué es lo realmente peligroso en esto, qué es lo realmente inseguro? A simple vista, puede parecer algo inofensivo y sin mucha importancia, hasta parecer algo tonto; pero la cosa es incluso más que eso. Como jóvenes, sabemos que subir algún tipo de foto o compartir cualquier tipo de contenido, causará alguna reacción a ciertas personas; nuestro deber es llamar su atención, por medio de esas cosas.

Este problema ha cambiado tanto la conducta, que ya no encaramos nuestros problemas en persona, ni mucho menos por mensaje o llamada; sino todo a través de indirectas. Los likes, las reacciones que tengamos sobre algo (más que todo en Instagram y Facebook, que emplean estos sistemas) pueden significar mucho.

En tantas parejas, esto ha ocasionado grandes problemas, es muy común ver discusiones bajo el argumento de: «Vi que le diste like a cierta persona, que no me cae bien por tal razón»; muchas veces, esto es totalmente lógico y tiene mucho sentido para la persona, ya que como dijimos con anterioridad, queremos llamar la atención, a través de indirectas; esto es una de las formas para hacerlo.

Aunque parece broma, esto es totalmente cierto y raya ya, en la línea de lo absurdo; algunos se les hace más evidente, a otros no tantos, pero decir que se está libre de ese pecado, es imposible; todos hemos caído alguna vez en él. En esto caso, vemos como algo tan simple, si se le exagera, puede ser un gran problema de inseguridad en las redes sociales.

  • Cyber-acosos y amenazas en las redes sociales

Este ejemplo, puede relacionarse muy bien con el primero, o si el primero llega a tan altos niveles, puede convertirse en este ejemplo. Parte del acoso que se vive en las redes sociales, ya sea por nuestro físico, forma de pensar o cualquier cosa, viene de parte de personas inescrupulosas; ellas pueden venir en acosadores de menor nivel o ser realmente una molestia, e incluso presentar un gran riesgo para nuestra salud.

Una persona que esté constantemente enviándote mensajes, comentándote cada foto o estado, ya sea con la intención que sea; si ésta no cuenta con la confianza suficiente de tu parte, es muy probable que sea un acosador. En caso de que no le das tanta importancia, puede que termine por rendirse o seguir insistiendo, hasta que le des un punto y final de tu parte; esta persona puede hacer caso omiso de tu advertencia y lo mejor de estos casos es denunciarlo y reportarlo a las autoridades cibernéticas.

Al final de el primer párrafo, te advertimos que los acosadores pueden en poner en riesgo nuestra salud y es totalmente cierto; algunos llegan a ser tan maniacos y enfrascarse tanto en nosotros, que por medio de mensajes vulgares, pueden lograr dañar nuestra salud mental; sentirnos inseguros con esa persona, que nos desestima, nos amenaza a nosotros, a nuestra familia, tantas cosas; en algún momento, eso nos afectará arduamente.

Se ha llegado a saber de casos de autoflagelación por parte de la víctima o incluso, el suicidio, al no poder soportar la presión; por ello es tan importante tener en cuenta a quién seguimos, quién nos sigue, a quiénes tenemos agregados y si alguien está muy molesto, lo mejor es bloquearlo.

  • Datos e información subida a las redes

Una inseguridad en las redes sociales, que puede ser un arma de doble filo. El subir cualquier tipo de información de nosotros a las redes sociales: dirección, número de teléfono, correo electrónico, edad, fecha de nacimiento, entre otras muchas otras cosas más; puede ser algo beneficioso y también perjudicial para nosotros.

Lo mismo aplica con las fotos que subimos, ya sea solos o acompañados con algún familiar y/o amigo. Si por mala suerte nos cruzamos con algún mal intencionado en nuestras redes, puede utilizar todos estos datos e información en nuestra contra; ya sea para estafarnos, planear un secuestro, inculparnos de algún delito grave, hacerse pasar por nosotros.

No es secreto para nadie, que cualquier cosa que subamos a internet, con o sin nuestro consentimiento, deja de ser de nosotros y pasa a ser de la empresa que maneja la red social; pudiendo utilizar esos datos, como les convenga, claro está, nosotros podemos generar una demanda por un mal uso de esa información y que haya dañado nuestra integridad o perfil de alguna forma.

Por ello es tan importante tener mucho cuidado con lo que se sube y con lo que compartimos, siempre teniendo la máxima seguridad posible; para que ello no nos juegue en nuestra contra y perdamos.

Hackers profesionales, son capaces de, con simplemente una dirección de correo electrónico, hackear gran parte o hasta incluso todo lo referente a nuestra vida en internet. Probablemente, alguna de las personas que lean este artículo hayan sido víctimas de robo de su información o mal utilización de la misma.

  • Perfiles públicos y al descubierto

Este punto, tendrá que ver mucho con la configuración de tu privacidad de tus redes sociales, algo que nosotros te recomendamos encarecidamente, tener activo.

Como te habíamos mencionado en el punto anterior, tu información, datos y cosas que compartes, puede jugar mucho a tu favor o en tu contra; saliéndonos un tanto de los delitos que podrían cometerse, muchas personas pueden asumir e inducir ciertas actitudes, formas de pensar en base a lo que compartimos en nuestras redes. Esto podría aventajarnos para conseguir algo de beneficio o, en su defecto, perjudicarnos y perder algo de importancia.

El tener un perfil muy al descubierto, suele ser más algo negativo que positivo en sí; ya que cualquier persona, sin importar si las tengas o no agregadas, pueden saber de ti. Por ello, es que te habíamos recomendado tener cierta privacidad, solo para tus contactos más cercanos en impedir cualquier ataque en tu contra; desde el acoso otra persona, ataques hacia ti, estafas y demás.

No es por capricho, ni por nada al estilo, pero esto consiste en tu propia seguridad y si valoras mucho a tus seres cercanos, será lo mejor también; no eres el único que podría estar propenso un peligro de internet, ya que podrían a algún miembro de tu entorno, para extorsionarte.

El buen uso de las redes, no depende solamente de tu persona, sino de las que están a tu alrededor; las redes sociales, poseen sistemas para poder denunciar a aquellas personas que se han encargado de ensuciar nuestra integridad y reputación; pudiéndoles enviar alguna advertencia, bloquear por cierta cantidad de días o hasta eliminar definitivamente su cuenta. Dependiendo de la gravedad del asunto, queda de parte de los administradoras y las normas, qué sanción aplicar contra estos.

  • Herramientas RRPP

Nuestro último ejemplo de inseguridad en las redes sociales. Al principio de este artículo, te habíamos mencionado la importancia de las redes sociales para las personas, artistas y empresas; el divulgar sus trabajos o servicios para conseguir más alcance e impacto a nivel mundial y conseguir más seguidores para su beneficio.

Detrás de toda esta política de marketing, existe un equipo especializado o si se trata de una persona (debe conocer del tema); para publicar post, artículos necesarios y con el contenido adecuado para nosotros el público. Estas publicaciones, es lo que nos dirá si los servicios que ofrecen son de calidad, valen la pena y si realmente nos involucraríamos con personas serias; caso contrario, seguiremos nuestro camino, buscando mejores opciones y alternativas para nosotros, el consumidor.

Una mala gestión y político de todo el marketing, puede perjudicar enormemente nuestra imagen y figura ante nuestros clientes; dependiendo de la gravedad del asunto, en el menor de los casos, perderíamos personas; algo más grave, es posible que hasta seamos reportados y denunciados por los mismos espectadores. Por ello, la gran importancia de qué cosas publicamos y hacerlo basándonos en las normas y políticas de la red social.

Palabras finales

Con eso último dicho, caemos en el punto anterior y notamos como estos 5 ejemplos se entrelazan perfectamente y se relacionan entre sí; como uno de ellos, puede llevar al otro y así sucesivamente. La seguridad en internet y más específicamente en nuestras redes sociales, no es ningún juego; para finalizar, te dejaremos un vídeo informativo.