Limpiar pasta térmica del procesador ¿Cómo hacerlo?

Limpiar la pasta térmica de un procesador es una forma de realizar el mantenimiento preventivo que nuestro ordenador requiere. Sigue leyendo para que conozcas cómo hacerlo correctamente.

limpiar-pasta-térmica-1

Una forma fácil y práctica de mejorar el rendimiento del procesador.

Limpiar pasta térmica del procesador

Limpiar la pasta térmica del procesador de un equipo informático es una de las mejores formas que existen de asegurar el rendimiento del mismo. De esta forma, en el siguiente artículo te mostraremos cómo hacerlo de la mejor manera posible.

Importancia de limpiar la pasta térmica

Cuando las computadoras que ocupamos a diario no rinden de la manera esperada, se generan retrasos en nuestras labores. Además, en muchos casos, es posible que el equipo sufra mayores daños con el tiempo y sea imposible de reparar.

Por otra parte, la reducción del tiempo de vida útil de los equipos informáticos acarrea pérdidas económicas. Esto debido a que casi siempre es necesario incurrir en un gasto adicional para comprar un nuevo ordenador.

Dicho lo anterior, es de vital importancia aprender a limpiar la pasta térmica del procesador como medida para mejorar el funcionamiento del mismo. Así como también para optimizar el rendimiento de los equipos informáticos bajo nuestra responsabilidad, reduciendo el riesgo de sobrecalentamiento y la probabilidad de fallos.

¿Qué es la pasta térmica de un procesador?

La pasta térmica, también conocida como masilla, silicona o grasa térmica, es un elemento que se encuentra entre el procesador y el disipador de calor. Tiene como función permitir que el calor generado por el funcionamiento del equipo circule entre ambas partes hasta llegar al exterior mediante los ventiladores.

De igual manera, esta especie de líquido viscoso suele ser empleado para reparar irregularidades que obstaculizan el contacto entre el procesador y el disipador. Sobre este particular, es importante mencionar que esto se debe, principalmente, al desgaste de las piezas ocasionado por los frecuentes cambios de temperatura.

limpiar-pasta-térmica-2

¿Cómo limpiar la pasta térmica de un procesador?

Como forma de realizar el respectivo mantenimiento preventivo que requieren los equipos informáticos, es recomendable limpiar la pasta térmica o reemplazarla cada cierto tiempo. A continuación, te mostraremos cómo hacerlo correctamente:

Pasos

En primer lugar, debemos abrir la tapa lateral del case del ordenador y extraer el disipador de calor. En este punto es necesario que tengamos mucho cuidado pues ésta es una zona muy sensible, ya que suele contener solapas a presión.

Sobre este particular, debemos tomar en cuenta que para extraer el disipador debemos separarlo de la placa base, también debemos sacar el procesador. Para mayor información acerca de este importante componente del ordenador, te invito a leer nuestro artículo sobre elementos de la placa base.

Una vez hemos extraído ambos componentes, los colocamos sobre un trapo, una toalla o una superficie acolchada, pero firme. De igual manera, para evitar posibles daños en las piezas, es importante evitar colocarlas sobre una superficie dura.

A continuación, debemos limpiar todos los posibles restos de pasta térmica que se encuentren tanto en el procesador como en el disipador. Esto se hace utilizando alcohol isopropílico y papel higiénico, y asegurándonos de no dejar partículas de la masilla en ningún hueco por diminuto que sea.

Cuando estemos seguros de haber eliminado todos los restos de la pasta térmica que acabamos de limpiar y que las piezas están completamente secas, lo siguiente es aplicar una nueva capa de pasta. Para ello necesitamos un palillo de madera que pueda ser utilizado como espátula.

Así debemos cubrir con la nueva pasta térmica el contacto del disipador, de tal manera que la capa alcance como máximo un milímetro de espesor. En este punto es importante moldear la pasta hasta hacer que el recubrimiento sea regular en toda la superficie.

Finalmente, devolvemos todas las piezas a su sitio de origen, cuidando que éstas queden ubicadas en el lugar preciso. Además, es importante no ocasionar derrames de la pasta térmica en otras partes, por ejemplo sobre la placa base.

limpiar-pasta-térmica-3

Implementos necesarios

Para realizar la respectiva limpieza de la pasta térmica del procesador, necesitamos los siguientes implementos básicos: Un destornillador de estrías, un trapo o toalla, alcohol isopropílico, papel higiénico o de cocina, un palillo de madera y la pasta térmica de nuestra preferencia.

¿Cómo saber cuándo limpiar la pasta térmica de un procesador?

El principal síntoma que nos indica que debemos limpiar la pasta térmica es el sobrecalentamiento del equipo. Esto se debe, principalmente, a que el calor se encuentra retenido en el procesador y no circula hacia el exterior.

De esta manera, dicho sobrecalentamiento ocasiona el mal funcionamiento del chip del procesador, llegando incluso a quemar los circuitos internos del mismo. Así pues, la forma más sencilla de reconocer si ha llegado el momento de limpiar la pasta térmica es monitorear la temperatura del ordenador.

Sobre este particular, es necesario advertir que el límite físico de la unidad central de proceso (CPU) se encuentra entre 95 y 110 grados centígrados. De esta manera, cualquier incremento sobre esta temperatura puede ser perjudicial para el equipo; por lo cual lo mejor es limpiar la pasta térmica del procesador.

Recomendaciones generales

En términos generales, al momento de extraer el disipador de calor para limpiar la pasta térmica, siempre los expertos recomiendan que sea remplazada. Por otra parte, si es de nuestra preferencia podemos aplicar una capa de pasta al disipador y a su vez implementar otra para el procesador, por lo tanto, no solo al disipador como acabamos de explicar.

En cuanto al tiempo que debemos considerar para realizar la limpieza y el reemplazo de la pasta térmica, éste depende del nivel de funcionamiento del ordenador. De igual manera, influye la calidad del producto y las condiciones generales del ambiente, como por ejemplo la temperatura.

Sin embargo, sobre este último punto hay quienes recomiendan realizar el procedimiento cada tres o cinco años. Para aclarar las dudas que puedas tener acerca de este último aspecto, así como también sobre cuál pasta térmica comprar, te invito a ver el siguiente vídeo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.