El disco duro es una de las partes más esenciales del computador y al mismo tiempo una de las más vulnerables, si no se le aplican los cuidados apropiados. Aprendamos juntos cómo ejecutar regularmente el mantenimiento de disco duro.

mantenimiento-de-disco-duro-1

Mantenimiento de Disco duro, el corazón de su sistema informático

El mantenimiento de disco duro debe ser una rutina bien establecida por todo usuario que desee prolongar el funcionamiento de sus aparatos digitales. El disco duro es, no podemos olvidarlo, el reservorio sólido de toda nuestra preciada información electrónica. Pero esta solidez puede desmoronarse como arena de no ser cuidada por su dueño.

Su estructura básica debe ser conocida primero para saber las necesidades de nuestro aparato. Un disco duro es un sistema que graba magnéticamente la data digital del computador en varios platos metálicos de almacenamiento, ubicados en una caja hermética. Estos giran rápidamente en un eje bajo un lector magnético, acumulando una alta temperatura que debe ser disipada por un mecanismo de enfriamiento esencial.

De encontrarse todo bien, toda esta estructura registrará los datos adecuadamente, con buen rendimiento y transferencia de datos. Pero si descuidamos su cuidado, podemos vernos ante graves problemas que pueden comprometer nuestra información.

Formas de mantenimiento de disco duro

Como sabemos, un sistema digital de estas características tiene un apartado físico de hardware y un apartado intangible de software. Y cada una de estas secciones requiere un cuidado de mantenimiento experto y consciente para alargar su tiempo de vida como máquina. Examinemos brevemente algunas de las acciones que pueden darle más vida a nuestro fiel disco duro.

Si te interesa todo lo relacionado con los discos duros de un computador y la solución a sus posibles fallas, tal vez te resulte de provecho visitar también, este otro artículo de nuestra web dedicado a los errores en un disco duro. ¡Sigue el link!

Mantenimiento del hardware en un disco duro

Comencemos por la parte física de nuestro aparato. Un disco duro puede ser particularmente vulnerable a distintos factores del ambiente en el que se encuentre. El primero que debemos mencionar es el calor. No podemos olvidar que un disco duro no es un plato inerte, sino que incorpora una maquinaria interna que debe mantenerse a alto movimiento para lograr su objetivo de registro.

Esto inevitablemente genera una alta temperatura que, de ser excesiva, resultará en la degradación del motor eléctrico, las cabezas lectoras del peine o los platos de giro. Por encima de 55 grados centígrados se considera que el disco duro está entrando en una etapa de calor excesivo que puede quemar sus componentes irreversiblemente. La solución para este problema capital del disco duro es poseer un buen sistema de enfriamiento por ventilador que mantenga la temperatura en los límites normales para su funcionamiento.

Evidentemente, debe cuidarse que no exista un calor extremo ni desde dentro de la máquina ni desde fuera, así que debemos cuidar también que el contexto climático u hogareño donde tengamos posicionado nuestro computador no sea demasiado caliente.

Otra razón para un posible daño de nuestro disco duro es un golpe o una caída fuerte contra el suelo. Un choque de esta naturaleza puede estropear considerablemente la estructura interna del aparato magnético, desajustando los platos o las cabezas lectoras, dejándolo fuera de servicio. También puede causarle problemas más sutiles a futuro si los sellos del disco quedan rotos, dejando la puerta abierta a todo el polvo del mundo. Cuidemos entonces de mantener el disco duro en un lugar seguro, desde donde no pueda caer al vacío o entrechocar con fuerza contra otros objetos duros por estar en un lugar de tránsito constante.

mantenimiento-de-disco-duro-2

Otro problema grave que suele sufrir un disco duro es el desgaste producido por el apagado y prendido del equipo excesivas veces. Cada encendido del sistema comporta un esfuerzo para el disco duro, que poco a poco se va agotando, perdiendo potencia hasta quedarse inmóvil. Es preferible que el usuario se pregunte cuánto tiempo va a estar lejos del equipo como para justificar el apagado.

Si se va a estar ausente poco menos de media hora mientras se merienda, tal vez lo más recomendable sea dejar el computador en suspenso en lugar de recurrir al apagado. No es necesario recordar que el apagado forzado repentino, desgasta aún más el disco, por lo que intentemos en la medida de lo posible apagarlo según las normas del sistema.

Mantenimiento del software en un disco duro

Ahora revisemos brevemente como cuidar del aspecto intangible de un disco duro, su software. En primer lugar, debemos cuidar de evitar el exceso de trabajo del disco por una cantidad excesiva de archivos basura. Muchos archivos redundantes o sin ninguna utilidad tienden a acumularse en nuestros discos, dejándolos exhaustos por su masiva cantidad. La solución para esto es, evidentemente, ejecutar una limpieza regular de archivos temporales y recurrir al limpiador de espacio en el disco que ofrece el propio sistema operativo.

En el mismo orden de ideas, el usuario debe estar muy pendiente de la proliferación de archivos o ficheros corruptos dentro de su disco duro. Estos archivos no se hunden por sí solos dejando el resto intacto. Suelen, en cambio, desestabilizar todo el sistema de guardado del disco por cada vez que son ejecutados. Resulta indispensable entonces recurrir a la detección y reparación de estos archivos ofrecida por el efectivo sistema Scandisk de Windows o bien los recursos de programas externos como Tune Up.

Por último, es importante mantener como rutina la desfragmentación del disco duro, un proceso mediante el cual se asegura el correcto ordenamiento de la información para evitar sobreesfuerzos por parte del sistema del disco. Una regularidad mensual para este proceso es usualmente suficiente para mantener todo en orden. Además, es algo que puede ejecutarse fácilmente a partir de la opción Desfragmentación del disco duro, ubicada entre las Herramientas del sistema de Windows.

En el siguiente vídeo se amplían las recomendaciones para mantener el disco duro en buen estado. Hasta aquí nuestro artículo sobre el mantenimiento de disco duro. Hasta la próxima ocasión.