¿Cómo crear máquina virtual en Windows XP?

Aunque ya sabemos que el soporte para Windows XP tiene unos años descontinuada, la empresa siempre sorprende a sus usuarios gratamente. Y ahora es posible descargar máquina virtual Windows XP, una excelente opción para poder correr algunos programas o comprobar la compatibilidad mutua sin tener que instalar dicha versión XP en el equipo físico. Para ello, el mejor ambiente de virtualización es sin duda VirtualBox de Oracle. Con ello, al finalizar la lectura de este post, se contará con una máquina virtual XP plenamente funcional para instalar esas aplicaciones necesarias, conectada a una red local o web.

Máquina virtual Windows XP

Máquina virtual Windows XP en tu nuevo ordenador

Ciertamente, pese a que el soporte de Windows XP está discontinuado, además su escasa utilidad con ella es posible rememorar viejos usando esta versión de Windows en caso de ser requerido por alguna razón. Donde a menos que se destine un equipo en desuso para  incorporar este sistema operativo, porque efectivamente, actualmente colocar XP en un ordenador de uso cotidiano, prácticamente es inútil, por ello lo más conveniente es adoptar una máquina virtual Windows XP.

Para este fin, te queremos enseñar cómo instalar una máquina virtual en Windows XP paso a paso a través de un programa gratuito de VirtualBox, bajando esta versión en la misma, con lo cual se podrá usar todas las veces que se desee sin tener que salir del equipo en uso.

Cabe subrayar, que el fin del soporte para Windows XP sorprendió por igual a usuarios particulares, independiente y Pymes que no lograron adaptar sus plataformas, equipos y softwares a otros sistemas más actuales. Por fortuna, tienen una solución, y es  configurar y virtualizar su actual infraestructura Windows XP para continuar usando sus programas de gestión.

Creando la máquina virtual para instalar Windows XP

Al disponer de todos los requisitos pertinentes, es posible proceder con la creación e instalación de la máquina virtual Windows XP con VirtualBox. A tales fines, lo primero es abrir el programa en el equipo seguido de optar por nueva, cuya opción se muestra arriba de la pantalla. Al hacer esto, se abrirá un asistente para responder ciertas temas básicos para poder virtualizar, dicho esto pasemos a revisar algunos aspectos:

  • Nombre y sistema operativo: corresponde optar por el nombre deseado para la máquina virtual Windows XP. Igualmente se puede cambiar la ubicación, aunque si se debe elegir Windows XP conjuntamente con la arquitectura (32 ó 64 bits) según los medios de instalación (CD o archivo ISO).
  • Tamaño de memoria: aquí se debe optar por la cantidad de memoria RAM deseada a asignar a la máquina virtual para que funcione. Pues, por tratarse de Windows XP, no se requiere gran cantidad de memoria para su funcionamiento adecuado. Aunque si se sugiere seleccionar por lo menos 1 GB para que opere bien.
  • Disco duro: primeramente seleccionar la opción crear un disco duro virtual ahora, a menos que se tenga uno ya. Lo ideal es dejar las opciones por defecto (VDI, Reservado dinámicamente) y si se desea, cambiar la capacidad del disco o su ubicación, puesto que queda guardado como todo archivo del sistema en el ordenador.

Al darle forma a la opción, ya es posible cambiar los ajustes requeridos en configuración, y enseguida estará lista para iniciar la instalación de  la máquina virtual Windows XP. A tales fines, hay que optar por iniciar según se muestra en la parte superior, y aguardar unos segundos para su arranque. Al hacer esto, aparecerá ventana preguntando el sitio deseado para su activación. Usando el icono seleccionar, se debe elegir la ubicación del archivo ISO, u otra unidad física a usar.

Máquina virtual Windows XP

Luego de lo anterior, aparecerá el programa de instalación de Windows XP. La primera fase de la misma no tendrá interfaz gráfica, debiendo desplazarse con el teclado del ordenador de acuerdo a las opciones reflejadas en pantalla.

Sólo hay que continuar con las indicaciones, y se podrá ver cómo el programa se creó para que poder usar la instalación pulsando en continuar, sin requerir tanta interacción, por lo menos al momento de elegir las particiones, siendo recomendable formatear en formato NTFS.

Cumplidos los pasos anteriores, ya el programa de instalación copiará un conjunto de archivos básicos para poder arrancar, y al solicitar el reiniciar se podrá ver que el programa de instalación continúa con interfaz gráfica, resultando cómodo al poder usar el mouse sin problemas.

En este punto, cuando reinicie la máquina virtual Windows XP, es importante no oprimir ninguna tecla hasta tanto el ordenador se inicie, para que el arranque se lleve a cabo desde el disco duro virtual. De este modo, la instalación de Windows continuará de manera visual, siendo posible entonces usar el ratón. Igualmente es fundamental que, durante el proceso de instalación, se recuerde la tecla anfitrión o host, puesto que para capturar el ratón se deberá oprimir para poder regresar al equipo.

Durante este proceso de instalación, sólo hay que elegir ciertas opciones básicas como es la configuración de horario o regional, además de definir el usuario y claves correspondientes en caso de existir. Al culminar esta maniobra, se observará cómo luego del reinicio comienza la personalización básica de Windows, en cuyo momento se pueden seleccionar las alternativas básicas de configuración (actualizaciones, usuario, conexión de red, etc).

Luego de completar esta fase, ya se puede ver la pantalla de inicio de Windows XP, pudiendo entonces comenzar el uso del sistema operativo con toda normalidad, pero en la máquina virtual Windows XP, Si se desea, al completar dicha instalación, se puede también  instalar las Guest Additions de VirtualBox, a fin de garantizar la compatibilidad del sistema con el nuevo equipo e instalar los drivers a que haya lugar.

Máquina virtual Windows XP

Virtualiza tu Windows XP

Esta terminología se refiere a la ejecución del anterior Windows XP en un ordenador, aunque dentro de un sistema operativo actual totalmente protegido. Ello garantiza al usuario continuar usando los programas de gestión y administración, puesto que seguramente darán problemas de compatibilidad en un sistema actual.

Lo más conveniente en este caso, es crear una copia virtual del actual equipo, para luego poder usarla en un ambiente virtual en el nuevo ordenador. Claro, al uso Windows XP se borrarán los programas específicos, pero con las demás tareas se puede usar el nuevo Windows así como las nuevas funciones.

Para ello se procede a generar un clon exacto del Windows XP instalado en el disco duro del equipo, con lo que se encapsula en un disco duro virtual que tarde se empleará en el nuevo equipo virtual. Requiriendo para ello un pendrive USB o disco duro externo, lo suficientemente grande para poder copiar el archivo resultante.

En el siguiente proceso, se genera una réplica exacta de todos los archivos y programas de Windows XP. Lo cual quiere decir que se obtendrá como resultado un archivo del mismo tamaño que el que ocupa la instalación de Windows actual.

En razón que su uso se limitará sólo a ciertos programas que pudieran no funcionar correctamente en el nuevo ordenador, es conveniente desinstalar el resto de programas, y eliminar aquellos archivos no imprescindibles para estos programas. A tales fines proceder a:

  • Acceder a mi Pc y pinchar con el derecho en el disco contentivo del sistema (C:). Elegir la entrada propiedades.
  • Luego en la pestaña general, se observará el espacio ocupado por la instalación de Windows. Pinchar en liberar espacio en disco, y marcar las casillas de los elementos a eliminar y pulsar en aceptar.
  • Para efectuar una limpieza profunda, acceder a la pestaña más opciones, desde allí se puede liberar espacio eliminando viejos puntos de restauración o desinstalando elementos de Windows y programas.
  • Luego de someter a Windows a este riguroso proceso, volver a propiedades del disco y comprobar si se ha reducido lo suficiente el espacio que Windows ocupa en el disco duro, y que pueda entrar en la unidad de disco duro externa o pendrive.

Captura tu Windows XP

Una vez reducido al máximo posible el tamaño de instalación de Windows XP, lo siguiente es crear el archivo VHD para generar una copia virtual del disco duro. El responsable de efectuar esta captura es Disk2vhd, un software free del gigante Microsoft, quien baja y descomprime el software en el ordenador desde su web oficial.

Previo a virtualizar como máquina virtual Windows XP, lo mejor es cerrar todos los programas abiertos, con la finalidad que el proceso no resulte interrumpido, y se efectúe rápidamente. Luego de ello, entrar a la carpeta del archivo descomprimida y pinchar en el archivo ejecutable disk2vhd.exe. Para finalmente proceder a iniciar el programa que no requiera instalarse.

Para comenzar, se debe marcar las casillas prepare for use in Virtual PC Use Volumen Shadow copy. En tales opciones se ajusta el formato de archivo indicados para la virtualización, así como crear una imagen del sistema mientras esté en funcionamiento.

Lo siguiente, es elegir el sitio a guardar el archivo que alojará el sistema operativo. Luego conectar la unidad de disco duro externa o USB al equipo y seleccionarla como destino. Después sólo resta marcar la unidad contentiva del sistema operativo y pinchar en Create para empezar con la creación del archivo.

Dicho proceso puede tardarse en total, unos 5 ó 10 minutos, según el tamaño de la unidad a captar, así como la potencia del equipo. Conviene en este punto, tener paciencia y no apagar el equipo, y tampoco iniciar ningún programa durante el desarrollo de esta maniobra.

Instala VirtualBox

Lo primero para crear la máquina virtual Windows XP, es descargar la herramienta VirtualBox, puesto que se requiere de un software de virtualización, y en esto es un experto. Sin duda, el más popular, y de no tenerlo acceder a su portal web oficial descargarla según como se indica:

  • Como bien se saber, existen diversos enlaces para descargar distintas arquitecturas: Windows, OS X, Linux y Solaris, debiendo en este caso, bajar la que convenga o interese según el sistema anfitrión que se use.
  • Una vez esté descargado, la instalación es algo trivial.

Como simulador del comportamiento del anterior sistema operativo pero en la nueva máquina virtual Windows XP, se requiere un programa que sea capaz de imitar los atributos del anterior equipo, y usar el archivo VHD creado en el punto anterior, como el disco duro. Dicho programa no es otro de VirtualBox, descargable desde su portal web el archivo de instalación compatible en el sistema operativo que se posea, y proceder a instalar su programa en el ordenador.

Su instalación es muy sencilla y rápida, y por el momento, no se requiere de ninguna configuración. Pero al culminar la instalación, se debe retornar al área de descargas de VirtualBox, y descargar el Extension Pack compatible con la versión de VirtualBox instalado.

Añade el Extension Pack de VirtualBox

Una vez se descarga la Extensión Pack de VirtualBox, se deberá acceder al menú archivo, aplicable desde preferencias. La fórmula, se refiere: [paragraph_media:849444;48f6e751-e24b-4f73-8eb3-82f01891ac72]:

  • Desde el panel lateral configuración, pinchar en Extensiones y en agregar paquete; seguido de ubicar el paquete que contiene la Extension Pack de VirtualBox, previamente descargado en el apartado anterior, pulsando en abrir, seguido de permite la instalación del paquete en el equipo.
  • Luego oprimir en instalar y, en la ventana licencia de VirtualBox, mover la barra de desplazamiento lateral hasta el final del texto, para activar el comando acepto.
  • Lo siguiente, es la instalación de los complementos, puesto que con ello se optimizará su compatibilidad de hardware con el archivo VHD a usar, así como activa funciones como la compatibilidad con USB 2.0 para Windows XP.
  • Al culminar la instalación, el complemento instalado se reflejará en el listado del cuadro central. Debiendo pulsar en aceptar para salir de configuración.

Crea la máquina virtual para Windows XP con VirtualBox

En este punto, es momento de crear el entorno virtual donde se desea ejecutar la máquina virtual Windows XP. Cuya fórmula es: [paragraph_media:849445;09780198-e7d7-47a8-9189-d0df31e7bc9a], donde se deben seguir algunos pasos:

  • Iniciar, pinchando en nueva de VirtualBox, para después colocar el nombre para identificar para la máquina virtual Windows XP.
  • Luego de ello, elegir el tipo de sistema a emular; en este caso se trata de Windows XP; debiendo cerciorarse en elegir adecuadamente según el Windows XP, es decir, si es original 32 ó 64 bits, y pinchar en next.
  • Después, seleccionar la memoria RAM simulada que se asignará a la nueva máquina virtual Windows XP, para lo cual se debe deslizar el control hasta lograr la cantidad de memoria requerida, o bien colocar directamente el tamaño en el cuadro. Lo siguiente, es asignar esta misma cantidad de memoria instalada en el ordenador anterior; y pulsar en next.
  • A continuación, establece el archivo VHD como unidad de disco del sistema virtualizado.
  • Luego marcar la casilla usar un archivo disco duro virtual existente y oprimir en seleccione un archivo de unidad de disco virtual. Acto seguido, ubicar el archivo VHD en la unidad externa y pinchar en abrir.
  • Finalmente, VirtualBox reconocerá el tipo de archivo e indicará su tamaño correspondiente, y luego pinchar en crear para la nueva máquina virtual Windows XP.

Configura el hardware de máquina virtual Windows XP

Una vez se cree la máquina virtual Windows XP donde se ejecutará, se deben ajustar ciertos detalles del hardware emulador, así como la modalidad para interactuar en el nuevo sistema operativo virtual y en el real. Su fórmula es: [paragraph_media:849446;874211e3-6ba4-44c4-a0da-ca48c1a4b83b]:

  • Lo primero es pulsar en configuración VirtualBox, y acceder a las formas de configuración de la máquina virtual Windows XP; y acto seguido, optar por general, allí en avanzado, y optar por Bidireccional en las opciones compartir portapapeles, arrastrar y soltar.
  • Con ello se facilita el uso del sistema virtual, además de habilitar las opciones de copiar y mover archivos y textos entre Windows XP y normal.
  • Luego en carpetas compartidas, se podrán crear estas para compartirse en ambos sistemas operativos.
  • Este método resulta interesante para guardar en ellas archivos generes en Windows XP virtual, para después usarlos con otros programas, enviar por correo o imprimirlos.
  • Es tiempo de configurar la simulación de ciertos elementos del hardware, como el caso del procesador, ratón o tarjeta de vídeo.
  • Después acceder al panel lateral en placa base, luego en dispositivo apuntador, optar por ratón PS/2 y activar habilitar I/O APIC y Reloj hardware en tiempo UTC.
  • Luego sigue pulsar en procesador y establecer el número de procesadores (o núcleos) que había en el equipo anterior.
  • De este modo se logrará el mismo rendimiento en la versión virtual, para luego acceder a pantalla, asignar un mayor de memoria de vídeo posible, así como marcar  las opciones habilitar aceleración 3D y aceleración de vídeo 2D.
  • Por último, al finalizar oprimir en aceptar para guardar los cambios efectuados en la configuración.

Inicia tu máquina virtual Windows XP

Al culminar todas las configuraciones a que haya lugar para que el hardware del ambiente virtual se parezca lo mejor posible al hardware original del equipo, es tiempo de comprobar si las maniobras fueron correctas, para después poder usar el anterior Windows XP de manera conjunta. Lo que se lleva a cabo como sigue:

  • Para iniciarlo, se debe seleccionar la máquina virtual Windows XP recién creada, pinchando en iniciar.
  • Luego se abrirá una nueva ventana, donde se ejecutará Windows XP.
  • Después verificar que el sistema operativo se inicie de la misma forma que lo hacía en el anterior equipo.
  • Al culminar, todo quedará exactamente en el mismo sitio que estaba en el anterior equipo, sin tener que configurar nada más.

Cambia de lugar tu disco virtual

En la actualidad está guardado en el disco duro o USB el archivo VHD recién creado en los pasos anteriores, lo que conlleva a que cada vez que se desee virtualizar Windows XP, se debe conectar dicha unidad de disco al nuevo equipo. Cuya fórmula es la siguiente: [paragraph_media:849447;dcfd6723-4acb-4a52-a6e2-faa39d26360c]:

  • Para evitar este proceso, lo mejor es copiar el archivo VHD al disco duro del nuevo ordenador con el objetivo que esté siempre accesible. Y que al mismo tiempo funcione adecuadamente, antes de ello hay señalar a VirtualBOx esta nueva ruta de archivo. A tales fines, conviene copiarlo en le disco del equipo; y seguir con borrar la anterior ubicación.
  • El proceso requiere ingresar al archivo y optar por administrador de medios virtuales. En discos duros, ir a la entrada del actual disco duro virtual, y pinchar en liberar, seguido de eliminar. Para luego oprimir en cerrar para salir del gestor de medios virtuales.
  • Luego de lo anterior, se deberá fijar la nueva ubicación del archivo VHD recién copiado.
  • Después pinchar en configuración y acceder a almacenamiento.
  • En la opción de árbol de almacenaje, pinchar en agregar disco duro y, luego en seleccionar disco existente, completar esta acción pulsando en el disco duro archivo VHD copiado.
  • Al culminar, sólo resta oprimir en aceptar para guardar los cambios efectuados, para seguir usando la versión virtualizada de Windows XP desde su nueva ubicación.

Conclusión

Una vez conocidos y dominados todos los pasos para crear una máquina virtual Windows XP, ya se tienen no sólo el conocimiento teórico, sino la práctica para descargar, instalar e integrar el sistema en una red local y servirse de las aplicaciones y programas que no son compatibles con versiones más actuales de Windows, así como verificar la retrocompatibilidad de los desarrollos.

Se expusieron igualmente las ventajas y beneficios de virtualizar Windows XP con VirtualBox, una opción que permite al usuario ahorrar tiempo y recursos. Porque disponer y disfrutar de una máquina virtual puede satisfacer más que un deseo, y convertirse en una poderosa herramienta de trabajo.

Si te gustó este tema sobre la máquina virtual Windows XP, no dejes de echar un vistazo a los siguientes enlaces relacionados.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.