Mass Effect 2 ¿qué pasa si no liberas a los krogan?

Puedes dejar a Grunt en su tanque durante toda la partida de Mass Effect 2, aunque las consecuencias de esta acción son mínimas.

En los primeros compases de Mass Effect 2, el comandante Shepard se apodera de un tanque con un poderoso crogan en su interior, que acaba subiendo a bordo de la Normandía. Al interactuar con el tanque, los jugadores tendrán la oportunidad de desbloquearlo, y quienes lo hagan accederán a un nuevo miembro del escuadrón, Grunt. Sin embargo, en Mass Effect 2 es posible no liberar nunca al krogan, y este tutorial detalla las consecuencias de hacerlo.

Cabe destacar que una explicación detallada de las consecuencias de dejar a Grunt en el tanque requiere revelar algunos detalles de la trama de Mass Effect 2 y 3. Por lo tanto, los jugadores que busquen llegar al final de la trilogía de Mass Effect sin spoilers pueden querer volver a consultar esta guía después de completar el juego. A continuación se expondrán las implicaciones de esa elección.

En pocas palabras, no desbloquear el tanque de Grunt es como darle por muerto al final de Mass Effect 2, y los resultados se pueden ver principalmente durante la misión secundaria de Mass Effect 3. Esta misión secundaria lleva a Shepard a un equipo de guerreros krogan conocido como la Compañía Aralakh, y Grunt es su líder en las partidas en las que ha sobrevivido. Sin embargo, si el tanque permanece cerrado, el líder de la Compañía Aralakh es un krogan llamado Urnot Dagg, y los aficionados trabajarán con él en el resto de la misión secundaria.

Al final, la misión termina exactamente igual, con los krogan apoyando la huida del comandante Shepard, sin importar quién esté presente. Sin embargo, mientras que Grunt puede sobrevivir a la misión, Urnot Dagg morirá tanto si la Reina Rahni es rescatada como si no. Sorprendentemente, la compañía de Aralach puede superar este enfrentamiento aunque Dagg esté al mando, pero serán un activo militar menos valioso, proporcionando mucho menos poder militar, sin Grunt guiándolos.

Una última cosa que mencionar: si dejas el tanque cerrado, Grunt obviamente no puede convertirse en un miembro del escuadrón en el segundo juego de la trilogía. Aunque ciertamente es posible superar el juego sin su ayuda, Grunt es un compañero fiable en Mass Effect 2, y liberarlo es definitivamente recomendable. Esto es especialmente cierto porque negarse a liberar al krogan no conduce a diálogos únicos ni a consecuencias muy interesantes, lo que lo convierte en una opción poco atractiva.