¿Quieres conocer qué es la memoria EPROM? Estás en el lugar correcto, pues aquí te enseñaremos todo lo que debes saber al respecto, desde su significado hasta sus características y más.

memoria-eprom-1

EPROM: Tipo de memoria no volátil, programable y borrable.

Memoria EPROM

Tal y como conocemos, para que una computadora pueda funcionar correctamente requiere de varios tipos de memoria, pero ¿sabes qué es la memoria EPROM? Sigue leyendo, pues en este interesante y novedoso artículo te enseñaremos todos los detalles al respecto.

¿Qué es la memoria EPROM?

En principio, para saber qué es la memoria EPROM, debemos conocer que ella es una subdivisión de la memoria ROM. Así pues, tenemos que la EPROM, acrónimo de Erasable Programmable Read Only Memory, es no volátil, programable y borrable.

Si quieres conocer más detalles acerca del significado de la memoria ROM, te invito a leer el artículo denominado: Memoria ROM: Definición, función, características y más.

Adicionalmente, la memoria EPROM se programa electrónicamente, luego de lo cual, la información puede ser borrada mediante la utilización de luz ultravioleta. A continuación, mencionaremos algunas otras características que diferencian a la EPROM de otros tipos de memoria.

Características

Tal y como mencionamos en la sección anterior sobre qué es la memoria EPROM, este tipo de memoria es no volátil. Así pues, ella puede mantener la información almacenada durante largos períodos de tiempo; adicionalmente, permite que la misma sea leída de forma ilimitada.

memoria-eprom-2

Además, este tipo de memoria es de sólo lectura y reprogramable electrónicamente, es decir, los datos se mantienen hasta que la memoria vuelva a grabarse. Al respecto, es importante mencionar que para realizar dicha reprogramación no necesitamos extraer la memoria de la tarjeta de circuitos.

Adicionalmente, la EPROM cuenta con diversos tamaños y capacidades; los cuales van desde los 256 bytes hasta 1 megabytes. Por otra parte, la memoria ROM está encapsulada dentro de una porción de cuarzo transparente, por medio de la cual accede la luz ultravioleta durante el proceso de borrado de la información.

En cuanto a la forma de conexión de los módulos al bus del sistema, ésta es asíncrona, es decir, no existe una señal de reloj que controle las operaciones básicas de la memoria. No obstante, dicha conexión es llevada a cabo a través de un controlador o adaptador de memoria.

Programación

Dentro de los aspectos que nos ayudan a entender qué es una memoria EPROM, debemos mencionar cómo es su programación. De esta manera, es importante destacar que para llevar a cabo este tipo de proceso necesitamos, en primer lugar, un programador EPROM.

En segundo lugar, requerimos una serie de impulsos eléctricos con capacidad de tensión entre 10 y 25 voltios. Al respecto, estos impulsos son aplicados en un pin especial de la memoria EPROM, por un tiempo aproximado de 50 milisegundos.

De igual forma, durante el proceso de programación de la memoria EPROM, necesitamos establecer la dirección de la información. Así como también, debemos identificar las entradas de los datos.

Por otra parte, la EPROM contiene un conjunto de transistores que fungen como celdas de memoria. De esta manera, cada transistor cambia de estado cuando se le aplica tensión durante el proceso de programación.

Sobre este último aspecto, debemos aclarar que el estado inicial de estos transistores es Apagado, correspondiéndole el signo lógico igual a 1. Posteriormente, el transistor se enciende y almacena un valor lógico igual a 0.

Adicionalmente, es necesario destacar que este hecho es posible gracias a la existencia de una compuerta flotante en cada uno de los transistores. Así pues, la carga eléctrica permanece en dicha compuerta por un tiempo prolongado, permitiendo que el contenido grabado quede almacenado de forma permanente en la memoria EPROM.

memoria-eprom-3

Funcionamiento

El principal aspecto que debemos mencionar acerca del funcionamiento de la memoria EPROM, es que éste se inicia solamente cuando hemos grabado contenido dentro de ella. Posterior a eso, el siguiente paso es instalar la unidad dentro del sistema, donde permanecerá funcionando como dispositivo de lectura nada más.

De esta manera, previo a poner en funcionamiento una memoria EPROM es necesario cambiar el estado inicial de las celdas de información. En otras palabras, debemos aplicarles tensión a través del canal transistor hasta llegar al material semiconductor, a fines de provocar que la compuerta superior adquiera carga negativa.

Adicional a lo que hemos mencionado anteriormente, debemos aclarar que es posible desinstalar la memoria EPROM de la tarjeta de circuitos donde se encuentra instalada, así como también podemos modificar su contenido si así lo requerimos. De hecho, si ese es el caso, el procedimiento es bastante sencillo, tal y como lo mencionamos a continuación.

Utilidad

Partiendo del hecho de que la EPROM es una subdivisión de la memoria ROM, tenemos que su principal utilidad es hacer que el equipo arranque. Así como también suministrar los recursos necesarios para la carga del sistema operativo y el funcionamiento de los componentes periféricos.

Por otra parte, la mayor aplicación de este tipo de memoria se produce en los sistemas micro controlados o micro procesados. De esta manera, la EPROM se convierte en el medio donde es posible guardar información de forma semipermanente, tal como: sistemas operativos, aplicaciones informáticas, lenguajes de programación y rutinas.

Adicionalmente, te invito a ver el siguiente vídeo, donde encontrarás detalles acerca de la aplicación de lectura y escritura de una memoria EPROM en el campo automotriz.

Al respecto, es importante mencionar que el contenido al cual hacemos referencia consiste en una serie de bits de datos almacenados en celdas de información. Así pues, estas celdas contienen transistores de carga eléctrica; las cuales vienen descargadas desde su salida de fábrica.

Borrado

En cuanto al borrado de una memoria EPROM, lo primero que debemos mencionar es que éste no puede realizarse de forma parcial. Es decir, una vez que hemos tomado la decisión, debemos proceder a borrar la totalidad del contenido que está almacenado en dicha memoria.

Para ello, retiramos la memoria EPROM del sistema y borramos el contenido de cada celda con luz ultravioleta. A propósito, ésta atraviesa la ventana de cuarzo de la memoria hasta llegar a la zona donde se encuentra el material foto conductivo, y así disipar la carga que mantiene encendido al transistor.

Al respecto, es importante mencionar que el proceso antes descrito causa que el transistor se apague, y su valor lógico cambie de 0 a 1. Adicionalmente, podemos destacar que la longitud de la onda de la luz ultravioleta tiene un alcance de 2537 Angstroms, y el proceso total puede tardar entre 10 y 30 minutos, dependiendo de la capacidad de la memoria.

Finalmente, posterior al borrado de la información y de su nueva programación, estamos en la capacidad de devolver la memoria EPROM a su sitio original o emplearla en otra aplicación que la requiera. No obstante, es importante recordar que de allí en adelante dicha memoria funciona únicamente como unidad sólo de lectura.

Al respecto, en el siguiente vídeo puedes ver cómo grabar una memoria EPROM, después de borrar su contenido.

Variedad

Desde el nacimiento de las memorias EPROM su diseño ha venido evolucionado. Así pues, en la actualidad, lo más común es encontrar dispositivos que poseen celdas de almacenamiento de bits, cuyos bytes pueden ser configurados individualmente.

Al respecto, la distribución de esas celdas de bits adopta diversos nombres, dependiendo del modelo al cual pertenezca la memoria dentro de la familia EPROM de la serie 2700. De esta manera, tenemos arreglos internos que pueden ser identificados como 2K x 8 y 8K x 8.

Sobre este último, por ejemplo, podemos decir que la organización interna de los bloques se corresponde con una EPROM del modelo 2764. De esta manera, la matriz que conforman las celdas de almacenamiento no escapa de la lógica asociada a la decodificación y selección, entre otros.

Adicionalmente, este modelo de memoria EPROM posee una distribución de terminales estándar, con encapsulado de 28 pines. Al respecto, este tipo de encapsulado se conoce simplemente como DIP, acrónimo de Dual In-line Package, y pertenece sobre todo al tipo de arreglo denominado JEDEC-28.

Por otra parte, existen diversos tipos de programación de las memorias EPROM, sobre todo en lo que se refiere al nivel de tensión utilizado. Así pues, podemos encontrar algunos modelos que funcionan con tensiones de 12,5 voltios (v), 13v, 21v y 25v.

Al respecto, es importante mencionar que todo depende del fabricante y de las otras características asociadas a cada uno de los dispositivos de memoria EPROM disponibles en el mercado. De igual manera, es posible encontrarnos con diferentes estilos de grabación de datos, donde varía tanto la duración del impulso eléctrico como los niveles lógicos asociados con los estilos de operación.

Ventajas y desventajas

La primera ventaja que debemos mencionar acerca de la memoria EPROM es la posibilidad de reutilizarla tantas veces como sea necesario. Para ello, debemos siempre de asegurarnos de borrar el contenido y grabar uno nuevo.

Por otra parte, la memoria EPROM representa un importante avance tecnológico, ya que nos permite modificar o corregir la información que se encuentra grabada dentro de ella. No obstante, este tipo de memoria también conlleva ciertas desventajas, entre las cuales podemos mencionar las siguientes:

El proceso de grabación de contenido requiere indispensablemente de un dispositivo especial, denominado programador EPROM. De igual manera, cuando queremos borrar la información, nos enfrentamos a un proceso lento, largo y complejo, pues entre otras cosas debemos extraer la memoria de la tarjeta de circuitos.

Finalmente, el proceso de borrado del contenido no permite alterar los bits de forma individual, al contrario, debemos eliminar todo el bloque de información. No obstante, en respuesta a esta problemática surgieron las memorias EEPROM.

Emulador de memorias EPROM

Los avances tecnológicos de los que podemos disfrutar hoy en día, nos llevan a hablar sobre la existencia de emuladores de memorias EPROM. De tal manera que es necesario establecer tanto el significado como el funcionamiento de los mismos.

En principio, un emulador de memoria EPROM es un dispositivo diseñado para colaborar con el desarrollo de circuitos micro controladores o microprocesadores, conjuntamente con un programa monitor. De esta forma, un emulador de este tipo adopta la forma de una memoria RAM con dos puertos, uno de los cuales mantiene las características de una interfaz EPROM y la otra sirve como canal para llevar el flujo de datos a dicha memoria RAM.

Al respecto, podemos mencionar el dispositivo desarrollado por la empresa AMD, el cual consiste en una memoria EPROM Flash. Adicionalmente, tenemos que el mismo posee una capacidad de tensión de programación de 5 voltios y permite que la memoria sea reprogramada hasta un aproximado de 100000 veces.

De igual forma, dicho dispositivo es capaz de funcionar como un emulador con alta capacidad de almacenamiento y, a la vez, como un programador de memoria EPROM Flash. Así pues, una vez que la unidad cumple con su función de programación, podemos extraer del emulador el código que resulte  definitivo y lo introducimos en la tarjeta de circuitos, después de lo cual dicho dispositivo proseguirá comportándose como una memoria EPROM.

Diferencias entre una memoria EPROM y una memoria EPROM Flash

En primer lugar, tal y como lo acabamos de mencionar la memoria EPROM Flash es capaz de funcionar de manera dual, es decir, además de comportarse como una EPROM normal posee una entrada de escritura. Por otra parte, el proceso de grabación y borrado de datos de la nueva memoria Flash es producido de forma alterna, mientras que en las EPROM normal son dos procesos completamente distintos y separados.

Al respecto, es importante mencionar que el fabricante de las memorias EPROM Flash tomó las precauciones de diseño necesarias, de tal forma que no es posible que por error borremos alguna información importante. Así pues, este tipo de memoria dispone de algunos comandos predeterminados a través de los cuales quedan establecidas las funciones de borrado y programación de datos.

Sobre este último aspecto, dentro de los principales comandos podemos mencionar los siguientes: Lectura, Reset, Autoselección, Byte, Borrar chip y Borrar sector. Por su parte, los dos primeros son los responsables de preparar la memoria para el posterior proceso de lectura, mientras que el comando denominado «Autoselección» se encarga de identificar tanto el código del fabricante como el tipo de dispositivo.

Adicionalmente, el comando Byte se usa para introducir el nuevo programa dentro de la memoria EPROM, mientras que «Borrar chip» se emplea directamente para iniciar el proceso de borrado de los datos. Finalmente, a través del comando «Borrar» sector podemos eliminar individualmente el contenido grabado en algunas regiones de la memoria.

Datos curiosos

El nacimiento de la memoria EPROM se debe a la necesidad de solventar un problema de programación presente en su antecesora, la memoria PROM. Así pues, la EPROM permite corregir cualquier posible error derivado de dicho proceso.

La memoria EPROM cuenta con una ventana transparente de cuarzo, la cual permite el acceso de la luz ultravioleta durante el borrado del contenido. Sin embargo, en condiciones normales, dicha ventana debe permanecer cerrada para evitar que los efectos de la luz natural borren la información contenida en la EPROM.

No obstante, aunque tomemos las mayores precauciones para que la información de la memoria EPROM no se borre, lo cierto es que a lo largo del tiempo ésta se altera sin remedio. Afortunadamente, esto no sucede sino luego de varias décadas de uso de la memoria.

Resumen

Para comprender mejor qué es la memoria EPROM, uno de los primeros aspectos que debemos considerar es que ella es un tipo de memoria no volátil, programable y borrable. De esta manera, la EPROM es considerada de mayor utilidad que una memoria PROM.

Características y funcionamiento

Adicionalmente, es importante tener en cuenta que este tipo de memoria es reutilizable; de tal forma que podemos borrar su contenido y volver a grabar o programar uno nuevo. Al respecto, esto es posible gracias a la utilización de la luz ultravioleta, la cual traspasa la ventana de cuarzo transparente que se encuentra en la parte superior del sistema de memorias conocido como ROM.

Sobre este último aspecto, es importante mencionar que una vez que hemos borrado el contenido de la memoria EPROM y la hemos vuelto a programar, ella está lista para ser usada nuevamente. No obstante, únicamente funcionará como una memoria de sólo lectura; bien sea en su ubicación original o en otro sistema donde se necesite.

Por otra parte, tenemos que la memoria EPROM mejora la funcionalidad de la PROM, de la misma forma que la EEPROM supera la de ella. Sobre todo en lo que respecta a la capacidad de borrado de la memoria, incluyendo lo concerniente a los programas BIOS.

Borrado de la memoria

Adicionalmente, debemos mencionar que el proceso de borrado de información y reprogramación de la memoria EPROM es lento y complejo. Así como también, éste requiere extraer la memoria de la tarjeta de circuitos para poder modificar su contenido; además no permite la eliminación parcial del mismo.

Conclusión

En definitiva, para responder a nuestra interrogante acerca de qué es la memoria EPROM, lo más recomendable es asumir que ella es una memoria programable y borrable de sólo lectura. De esta manera, tenemos que su principal característica es que su contenido puede borrarse mediante la aplicación de luz ultravioleta, luego de lo cual podemos programarla nuevamente a través de impulsos eléctricos.