Algo que muchos de nosotros dejamos pasar por alto al momento de tomarnos fotografías, es el hecho de quitar la información o los datos de las mismas. Hablando claro, de lo referido a la fecha y hora de captura, así como al modelo y marca de la cámara, entre otros. (Ver fig.)
Si bien esto puede no parecer ningún problema, siempre es bueno mantener nuestra privacidad, además nos conviene ya que si realizamos esta tarea, reduciremos el tamaño (o peso) de las fotografías manteniendo la calidad original.
Siguiendo esta idea tenemos aplicaciones que nos ayudan a realizar este proceso, tal es el caso de MetaStripper; una utilidad gratuita para Windows que no necesita de instalación (portable), está en ingles pero su modo de uso es muy sencillo.
Basta con seleccionar la carpeta contenedora de las fotografías (Start folder) y presionar OK, con eso se guardará en la misma carpeta una nueva copia de la imagen pero esta vez sin la información antes mencionada. Puedes además escoger si deseas el lugar de guardado, así como también qué datos quitar y el prefijo de la copia.
Hablando ya técnicamente, MetaStripper elimina la meta información (EXIF, COM y etiquetas IPTC) de archivos de imagen con extensión JPEG.