Música FLAC: definición y características

Música FLAC

Free Lossless Audio Codec, es el nombre detrás de las siglas del formato de audio FLAC. Este formato comprime los archivos para hacer más pequeño su tamaño sin perder nada de calidad.

A lo largo del tiempo, este formato de audio se ha ido extendiendo hasta hacerse un hueco en el mercado y son cada vez más las ocasiones en las que nos encontramos diversos reproductores que aceptan este tipo de formato.

En la publicación de hoy, vamos a darte a conocer todo lo que gira en torno a este formato, lo primero que tenemos que sabes es qué es el formato FLAC, sus características y que lo diferencia del resto de formatos de audio existentes en el mercado.

Cada vez son más, los reproductores y archivos con extensión FLAC que nos encontramos en diferentes sitios webs e incluso ciertos artistas optan por trabajar con esta extensión en ved con las clásicas que todo el mundo conocemos, por eso es importante saber de lo que estamos hablando.

¿Qué es el formato FLAC?

MUSICA FLAC

Hoy en día, el formato MP3 no es la única extensión con la que poder trabajar y compartir música de forma online. La extensión FLAC, es un formato que comprime los archivos con contenido de audio sin perder calidad.

Gracias a la compresión que realiza FLAC, es posible reducir el tamaño del archivo de audio original hasta un 60% menos.

Para comprender completamente todo lo que envuelve a este concepto, debemos primeramente entender conceptos como bitrate, que a más de uno os sonara y compresión con y sin perdidas.

Bitrate

Para quien no lo sepa, este concepto está relacionado con la cantidad de bits que se procesan en una unidad de tiempo. Cuando trabajamos con formatos de audio, estamos trabajando con Kilobits, Kbps.

Cuanto mayor sea el número de bits por segundo, mucho más espacio necesitaremos para almacenar el archivo con el que trabajamos. La ventaja de esto, es que la calidad con la que se guarda es mayor y se conseguirá un resultado fiel al archivo original.

Este concepto del que estamos hablando, bitrate, es fundamental para el formato MP3. Esto sucede ya que, de él depende la calidad final que tenga el archivo. Uno de los aspectos más negativos del formato MP3 es que cuando procedes a comprimir archivos bajo este formato, pierden calidad, aunque utilices bitrates elevados.

Características del formato FLAC

edición audio

Una vez hemos entendido qué es este formato, en qué consiste, vamos a hablar de alguna de sus características principales que debemos tener en cuenta si trabajamos con él.

La primera de ellas, es que se trata de un soporte que se puede añadir en las portadas de los álbumes de música. Además de que te permite la posibilidad de agregar mandatos, es decir, nombre del disco, artista, genero, todo lo que necesites.

Otra característica importante, es que hablamos de un formato que podemos reproducir en la gran mayoría de los sistemas operativos, incluyendo reproductores multimedia, portátiles, móviles, etc.

Por todo esto, se le considera un formato multiplataforma, con el que poder trabajar de forma libre gracias a sus herramientas gratuitas. Nos van a permitir, realizar el proceso de conversión de nuestros archivos de audio a FLAC e incluso podemos convertir formato FLAC a MP3, entre otros formatos.

Como ocurre con muchos de los formatos que todos conocemos, existen alternativas a trabajar con FLAC con casi las mismas características como puede ser por ejemplo WavPack, pero realmente es el formato del que estamos hablando en esta publicación el más utilizado y extendido.

Ventajas e inconvenientes de FLAC

pistas de audio

Te vamos a explicar cuáles son los puntos positivos y negativos de este formato. Primeramente, vamos a conocer cuáles son las ventajas del códec que nos permite guardar sin perder calidad.

Ventajas

En primer lugar, vamos a señalar la ventaja que llevamos repitiendo desde el inicio de esta publicación, FLAC nos permite gozar de una mayor calidad gracias al uso de un bitrate alto, entre los 900 y los 1100 kbps.

Otra de las ventajas de trabajar con esta extensión, es la de poder escuchar los clips de audio sin interrupciones entre las pintas, la información es continua lo que lo convierte en un punto positivo muy importante.

Por otro lado, la música o el audio que vamos a escuchar no va a estar alterado y esto es una de las razones fundamentales por las que trabajar con FLAC, es una muy buena decisión.

Por último, queremos destacar la ventaja de que trabajar con FLAC te va a dar la posibilidad de reproducir frecuencias de muestreo sin límite, te permite hasta 192000 Hz sin problema alguno.

Inconvenientes

Como sabemos, no todo es oro lo que reluce y siempre existe una cara mala dentro de todo lo bueno. También este maravilloso formato tiene algunos inconvenientes, aunque nada grave.

El primero de ellos, es que un archivo con esta extensión ocupa bastante más espacio. Es decir, un archivo FLAC ocupa más de la mitad que el original. No es raro que los archivos se vayan a un peso de 300MB o similar.

Otro punto negativo, ya no tiene que ver con el archivo sino con los reproductores, es que muchos de ellos no soportan la extensión. Esto cada vez ocurre en menos ocasiones, ya que se han ido adaptando a ello de manera acelerada. Pero aún siguen existiendo reproductores que no soportan FLAC y se aferran al formato MP3.

Seguramente con el paso del tiempo, de aquí a nada, estas desventajas se solucionen y podamos trabajar con un formato que ocupe menos espacio y aceptado por todos los reproductores. Nosotros, te aconsejamos que es un formato con el que es muy fácil trabajar y que los resultados son de otro nivel.

¿Cuándo usar FLAC o MP3?

Chica cascos

FLAC, es un formato cuya finalidad está enfocada a la conservación de música o clips de audios, no a la portabilidad. Utilízalo si lo que quieres es almacenar y conservar tus audios en un formato digital.

Por otro lado, el formato MP3 trabaja sobre una calidad menor que el formato anterior, pero que es suficiente para reproducir archivos de audio en diferentes dispositivos. Es un formato indicado, si lo que quieres es tener una carpeta de canciones para llevarlas en tu móvil y escucharlas en el gimnasio.

Algo a tener muy presente si trabajamos con MP3, es cada vez que hacemos una conversión el formato va sufriendo perdidas de calidad. Por el contrario, si usamos FLAC será como tener una copia del archivo original. Pasar de un archivo FLAC a MP3 te permite mantener una alta calidad en el proceso de conversión.

Hay que señalar, que en muchas ocasiones la diferencia de calidad entre un archivo FLAC y uno MP3 de alta calidad es casi imperceptible, solo los profesionales podrían captarlo.

Teniendo claro todo esto, podemos decir que FLAC es el formato idóneo si lo que quieres es conservar tus audios como los originales, gracias a que respeta la calidad.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.