El peso de un celular es un elemento subestimado en el mundo de los dispositivos móviles, pero se trata de un factor que también merece consideración. Aquí hablaremos un poco al respecto.

peso-de-un-celular-1

Una cuestión de peso de un celular en la balanza

Cuando hablamos del peso de un celular en nuestras conversaciones de Internet o cara a cara, usualmente nos estamos refiriendo al peso de sus programas, a la densidad de su sistema operativo o bien hablamos del peso que le hemos endilgado al pobre aparato con nuestros interminables archivos de selfies, páginas en marcadores y stickers. Pero pocas veces nos quedamos en el espacio de lo literal para referirnos directamente al peso del equipo, a los gramos acumulados en nuestros bolsillos y carteras. Y se trata de un tema que puede ser no menor si lo tomamos en serio.

Las variaciones históricas sobre el peso de un móvil no dejan de ser paradójicas. En un inicio, los sistemas IBM, Ericsson o Nokia, a duras penas podían ser levantados por largo tiempo con un solo brazo. Eran ladrillos oscuros, de gruesas teclas y largas antenas, como una caricatura de un celular real con apenas 1 MB de capacidad. Luego, lógicamente, comenzó la carrera por reducir el tamaño y peso del móvil para hacerlo verdaderamente transportable.

Poco a poco empezaron los modelos cuadrados de teclado diminuto, los miniteléfonos, cerrados con pequeñas tapas para ahorrar aún más cuerpo digital. Pero entonces comenzó la gran revolución del teléfono inteligente. Los celulares se olvidaron de hacer llamadas para recurrir a la conexión por Internet, la mensajería móvil de red o la red social. Comenzaron a ser cámaras digitales de insólita definición, aparatos precisos de GPS y archivos de música inacabables.

Y entonces el celular comenzó a crecer de nuevo. Pronto los pequeños celulares plateados de tapita discreta fueron sustituidos por largas tablas, bajo las cuales ha vuelto a desaparecer nuestra mano. Y con el tamaño viene el peso.

¿Existe un peso ideal para un celular moderno?

La exigencia del usuario con respecto al tema del peso se ha visto un tanto comprometida por la necesidad igualmente imperante de tener todos los recursos posibles en un solo equipo.

Si bien se augura que pronto la tecnología podrá actuar contra la gravedad eliminando el peso del móvil por completo, eso queda aún lejos de nuestras posibilidades y mayor capacidad sigue significando mayor cuerpo. Pocos son los que siguen exigiendo celulares diminutos, así comprometan la variedad de opciones del equipo. En el siguiente vídeo puede verse un verdadero canto celebratorio al celular pequeño y compacto.

Por otra parte, existe un componente psicológico en el asunto del peso. Evidentemente, nadie quiere un armatoste que le desmaye el brazo con cada llamada. Pero también es cierto que un teléfono demasiado liviano crea una sensación de vulnerabilidad, que crea inseguridad. Y dado que su presencia dentro del bolsillo en cuanto a gramos es tan reducida, termina creándonos la paranoia de haberlo extraviado cada cinco minutos. En un contexto donde los robos sean frecuentes o el individuo sea muy distraído, puede ser una tortura.

Varios usuarios han reportado esta curiosa sensación con modelos como el Xiaomi Mi 5, de apenas 129 gramos. O incluso con modelos de cinco pulgadas un poco más robustos, como el Samsung Galaxy S8, Huawei P10, Pixel 2 y OnePlus 5, de 140-150 gramos. Además, hay que añadirle a estas percepciones de usuario la equivalencia entre el tamaño de la pantalla y el peso, pues se entiende que ambas cosas deben ir en cierta sintonía para hacer que la experiencia tenga un sentido lógico.

Si tienes un interés especial en todo lo relacionado con problemáticas del mundo móvil, tal vez te resulte de provecho visitar también este otro artículo de nuestra web dedicado a cómo reiniciar un celular Motorola. ¡Sigue el link!

Otra consideración con respecto al peso son los añadidos que suelen incorporarse al celular según el gusto del usuario. Un celular puede tener un peso base cuando viene de fábrica. Pero luego tendrá uno distinto si lo cargamos cubierto de una funda de goma con aditamentos estéticos recargados que lo hacen mucho más espeso al tacto. Es el mismo caso con los protectores de pantalla, muchas veces bastante gruesos, o con los distintos tipos de sujetadores de celular, unas perillas bastante grandes que aumentan con mucho el peso en la mano.

peso-de-un-celular-2

Una encuesta para zanjar las cosas

Entonces, reuniendo todos estos factores (factor psicológico, necesidad de peso por procesador avanzado, aditamentos gruesos)  ¿Cuál es el peso ideal de un teléfono móvil? Es difícil decirlo en dos platos, pues es algo que resulta de la distinta combinación de los factores previos según la percepción individual de un usuario en particular. En todo caso, si queremos marcharnos de estas consideraciones con algún número fijo y general, podríamos recurrir a un curioso sondeo de hace un par de años.

Esta encuesta de 2018 presentada por la página web especializada GSMArena, indicaba una preferencia por dispositivos móviles con un peso de 140 a 170 gramos. Esto constituía una elección bastante sorprendente en favor de teléfonos un tanto más ligeros. Tradicionalmente se había visto hasta el momento un aparente favoritismo con respecto a teléfonos más pesados, pues, nuevamente según otra arista del factor psicológico, lo pesado parece más perdurable. Pero los resultados del sondeo parecían apostar por una solución más intermedia.

El ideal se encontraría entonces entre los celulares de más de 200 gramos, como el enorme iPhone 8 Plus y los celulares pluma de 110 gramos, como el celular de bolsillo creado por Motorola, Micro TAC Elite. El punto medio parece lo más atractivo. ¿Qué modelos se encuentran en este dorado centro? El iPhone 8 (142 gramos) es uno, modelo compacto de 4.7 pulgadas. Otro es el Samsung Galaxy S9 (163 gramos) modelo un poco más grande de 5.8 pulgadas. Tal parece que esas son las dimensiones perfectas para el usuario promedio.

Hasta aquí nuestro artículo sobre el peso de un celular, factor subestimado en nuestras conversaciones y comprar de productos telefónicos. Hasta pronto y buena suerte.

peso-de-un-celular-3