¿A cuántos de nosotros no nos gustaría volar sobre las nubes? ¡Ahora podemos hacerlo a la velocidad de Internet! Con este artículo conocerás qué es computación en la nube. ¡Disfruta del viaje!

qué-es-computación-en-la-nube

¿Qué es computación en la nube?

El dominio de la información orienta el uso de la tecnología, más en la era del paradigma digital en la que nos encontramos.

Desde el nacimiento del Internet, han sido muchos los avances que se ha dado dentro de los canales de comunicación de entorno virtual. Uno de sus mayores exponentes es lo que conocemos hoy en día como computación en la nube.

La primera idea de este concepto nació cuando los especialistas en informática comenzaron a representar con una nube la conexión a internet. La idea de ellos era simbolizar la interconexión de varios computadores con la red de redes, como canal de flujo de la información. Pero, realmente, qué es computación en la nube.

Es un servicio de tecnología, información y comunicación, que permite el acceso a un conjunto de recursos informáticos a través de Internet. Entre estos recursos se encuentran: redes, servidores, memoria, máquinas virtuales y aplicaciones, entre otros servicios.

Características

  • El cliente paga, dependiendo del tiempo y uso del servicio contratado.
  • La mayoría de los recursos contratados se mantienen separados de los equipos informáticos del cliente.
  • Los servicios ofrecidos por el proveedor se adaptan a las necesidades del cliente.
  • La optimización de los recursos garantiza la disponibilidad de los mismos.
  • Es un servicio digital. Por lo tanto, intangible.
  • El cliente no necesita de servidores o redes propias.
  • El acceso a los servicios por parte del cliente es automático en el momento que lo requiera.
  • La solicitud de servicios no conlleva interacción humana con el proveedor.
  • El cliente puede acceder al servicio desde cualquier ubicación geográfica con disponibilidad de internet.
  • El acceso a los servicios no está restringido a ningún dispositivo con plataforma para internet, como por ejemplo, teléfonos móviles o computadoras portátiles.
  • El cliente no requiere conocer la ubicación física del proveedor del servicio.
  • Los servicios ofrecidos son convenientes para el usuario, y rentables para el proveedor.
  • Los servicios son ofrecidos en tres modalidades y cuatro formas de implementación.

qué-es-computación-en-la-nube

Beneficios

En base a sus características, los principales beneficios de la computación en la nube son:

  • Accesibilidad al rendimiento y memoria que se desee.
  • Reducción de costos, consecuencia del ahorro en licencias, administración del servicio y de los equipos.
  • Ahorro global de energía por la reducción de vatios consumidos por los equipos en uso.
  • Ajuste a los estándares de privacidad y normas de seguridad informática.
  • Protección del contenido de las industrias, previniendo la copia ilegal de, por ejemplo, música, vídeos y películas.
  • Extensa y variada gama de servicios.
  • Facilidad de contratación y soporte de pago.
  • Amplia capacidad de apoyo y asesoría tecnológica.
  • Promueve la innovación y el aprovechamiento de nuevas tecnologías.
  • Cualquier persona o empresa que desee ofrecer sus servicios en la nube es libre de hacerlo.

Riesgos

Como toda herramienta tecnológica, a pesar de sus bondades, la computación en la red también tiene sus desventajas.

  • Dependencia a la conexión de internet, debido a los posibles fallos en los servidores de la red.
  • Fuga de la información ocasionada por el gran volumen de datos almacenados.
  • Vulnerabilidad de los datos sensibles ante ataques informáticos.
  • Dependencia al proveedor, consecuencia de las características de los servicios.

Ámbito de aplicación

Debido a la revolución tecnológica que se ha venido desarrollando en los últimos años, hoy son muchas las áreas que hacen uso de la computación en la nube.

Si bien es cierto que al principio hubo cierta renuencia por parte de algunos sectores, que veían el ancho de banda como una limitante. La verdad es que en la actualidad, tanto organizaciones públicas como privadas, han puesto su entera confianza en el crecimiento exponencial de esta maravillosa herramienta de la computación moderna.

Entre sus principales clientes se encuentran, el sector financiero y de negocios, el gobierno nacional e internacional, el área de innovación y tecnología, los sectores de salud, educación y cultura, los sectores económicos y de servicios públicos, entre otros.

Cada uno de estos sectores ha incorporado importantes cambios en su forma de trabajar, debido a la gran variedad de servicios que siguen apareciendo con esta innovadora tecnología.

Antecedente

Se puede afirmar que el mejor y el más antiguo exponente de este tipo de servicios es el correo electrónico. Aunque éste sigue requiriendo el uso de internet, en la actualidad, se aprovechan de mejor manera los recursos informáticos compartidos.

Modelos de servicio

Las tres modalidades de servicio que ofrece la computación en la nube, suelen agruparse bajo un mismo nombre SPI: Software, Plataforma e Infraestructura. A continuación, detallamos cada uno de estos modelos por separado:

SaaS

Suele también denominarse Software como servicio. El proveedor de servicios proporciona al usuario final las aplicaciones ya ejecutadas en la nube. El cliente accede a estos servicios mediante un interfaz, disponible en cualquier dispositivo con acceso a internet. Generalmente, el acceso es automático, a través de un usuario y clave establecidos por el cliente. El usuario desconoce la infraestructura que hace posible el disfrute del servicio contratado.

PaaS

En la plataforma como servicio, el proveedor le permite al usuario desarrollar aplicaciones, mediante el uso de herramientas y lenguajes de programación presentes en la nube. Los sistemas operativos y de almacenamiento, pertenecientes al proveedor de servicios, no pueden ser administrados por el cliente. Este sólo puede controlar las configuraciones del entorno de las aplicaciones.

IaaS

Se trata de la infraestructura como servicio. En ella se le brinda al consumidor la oportunidad de procesar y almacenar recursos computacionales en la red. El usuario puede ejecutar el software de su preferencia, incluyendo sistemas operativos y aplicaciones. No tiene control sobre la infraestructura de la nube, pero si puede administrar tanto los sistemas operativos, como el almacenamiento y las aplicaciones subyacentes. El cliente sólo paga por el tiempo y los recursos realmente usados.

Modelos de implementación

Se diferencian cuatro modelos de implementación, de acuerdo al target de usuarios a quienes van dirigidos los servicios.

qué-es-computación-en-la-nube

Nube privada

La infraestructura de la nube es, generalmente, implementada, usada y administrada únicamente por el usuario contratante del servicio, aunque soporta lo mismo por parte de un tercero. Puede funcionar con los recursos informáticos ubicados en las instalaciones físicas del cliente o fuera de ella.

Nube pública

La infraestructura de la nube es accesible a grandes sectores específicos. Conlleva amplio acceso a la red por parte del público en general, mediante internet o redes privadas virtuales. Esta virtualización permite tratar a muchos servidores como si fueran uno solo.

Nube comunitaria

La infraestructura está disponible para públicos de interés, que poseen requerimientos o propósitos comunes. Estos pueden administrar los recursos de la nube directamente o a través de un tercero. Puede funcionar en sus propias instalaciones o fuera de ellas. Promueve la colaboración entre nubes.

Nube híbrida

La infraestructura de la red es compartida por varias nubes, unidas por tecnologías propietarias o estandarizadas. Ninguna de estas entidades pierde su identidad única, pero puede beneficiarse de las ventajas que ofrece cada nube por separado. Esto conlleva a la adquisición de características adicionales por parte de cada usuario.

Proveedores de servicios

De acuerdo con los modelos de servicios ofrecidos, los principales proveedores de computación en la nube son:

Orientados hacia el usuario final (SaaS)

  • Google Apps: Grupo de aplicaciones que facilita la organización del trabajo y la comunicación, mediante la utilización de herramientas, tanto de planificación como de gestión de tareas.
  • Salesforce: Herramienta orientada principalmente hacia los clientes, a través de la cual se puede llevar un registro de todas las actividades que se realicen, como oportunidades y negocios.
  • Dropbox: Brinda la oportunidad de acceder a un disco duro o carpeta virtual desde cualquier ordenador. Requiere la sincronización de archivos.
  • Zoho/Work on line: Es un procesador que permite crear documentos combinados. Es completamente compatible con Microsoft Word.

Orientados hacia los desarrolladores (PaaS)

  • Windows Azure: Posibilita la oportunidad de desarrollar o ejecutar aplicaciones dentro de la nube.
  • Force.com: Herramienta que simplifica el desarrollo y la implementación de aplicaciones móviles y sitios web en la red. Su principal objetivo es ayudar a los trabajadores a ser más productivos con respecto a sus clientes.
  • Google App Engine: Diseñada para facilitar el desarrollo de aplicaciones de acuerdo con las necesidades del cliente. Permite el uso de variados lenguajes de programación. Adicionalmente, brinda protección a través de los llamados Firewire.
  • Heroku: Ejecuta las aplicaciones de los clientes en entornos de tiempo real. Soporta varios lenguajes de programación.

Orientados hacia los programadores de sistemas (IaaS)

  • Amazon Web Services: Representa una de las más variadas plataformas dentro de la nube, tales como, mensajería, bases de datos, inteligencia artificial, entre otros.
  • Right Scale: Su principal objetivo es vender software para la gestión de los recursos informáticos en la nube, dirigido a múltiples usuarios.
  • GoGrid Beta: Es un servicio fiable y solvente. Compatible con Linux y Windows, que se encarga de ofrecer variedad de herramientas de computación, mediante variados protocolos.

qué-es-computación-en-la-nube

Herramientas

Las principales herramientas de computación en la nube disponibles en el mercado como consecuencia directa de la relación de proveedores mencionados con anterioridad son;

  • Doodle: Básicamente, es un planificador on line. Esta herramienta automatizada permite concertar llamadas y organizar reuniones.
  • Padlet: A través de esta herramienta el usuario puede almacenar y compartir contenido multimedia. Principalmente, insertar imágenes, documentos, audios, videos y presentaciones.
  • Google Calendar: Es una agenda y calendario electrónico por medio del cual se pueden compartir eventos. Para poder realizar las invitaciones, se requiere la sincronización de los contactos de Gmail.
  • Google Drive: Brinda gran cantidad de almacenamiento gratuito. Se integra con Gmail, Google Drive y Google Fotos, de tal forma que se pueden almacenar y compartir todo tipo de archivos.
  • Evernote: Es un recurso informático que permite organizar información personal a través del archivo de notas. Es compatible con diversos sistemas operativos.
  • Dropbox: Funciona como disco duro o archivo virtual, el cual permite compartir archivos de manera remota.
  • Owncloud: Se asemeja a Dropbox: Permite almacenar y compartir archivos en la nube. Para su ejecución, requiere la sincronización de los mismos. Una vez compartidos, se puede acceder a los archivos desde cualquier dispositivo con conexión a internet.
  • Zoho: Herramienta con funciones de uso compartido que actúa como un procesador de texto en línea.

Ejemplo

Los principales elementos que debe tener una aplicación de computación para la nube, son:

  • Un sistema de datos que simule la información de la aplicación.
  • Un interfaz, o medio en pantalla de usuario, que resuma y muestre los datos y las funcionalidades una vez iniciada la sesión.
  • Lógica y flujo de trabajo interrelacionados para ejecutar tareas especificas.

Si se tiene una empresa de venta de víveres, y se quiere crear un sistema de gestión de inventario, la principal herramienta de trabajo con la que se cuenta es la factura emitida por la empresa. Se refleja la cantidad de artículos vendidos y el monto obtenido por la venta.

En base a la información suministrada por las facturas, se crea un modelo de aplicación y un sistema de datos para realizar el seguimiento del comportamiento de los víveres. Luego se modifica el interfaz de usuario preexistente en la nube, de acuerdo con las especificaciones de la empresa y la lógica de aplicación. De tal manera que se pueda obtener una serie de informes y reportes que ayuden a conocer la situación actual del negocio. Esto facilita la toma de decisiones.

Para la creación de una aplicación de computación en la nube se requiere la inscripción en un entorno multipropósito. El cual permite, mediante funciones y permisos, desarrollar, probar y ejecutar aplicaciones de computación en la red.

Una vez creada la aplicación en la nube, ésta resulta compatible con sitios web y aplicaciones móviles, lo cual permite la interacción con otras personas y el compartimiento de datos entre ellas. Además, se obtiene alto nivel de protección de los datos y se define el acceso a determinados usuarios.

También se tiene la posibilidad de interactuar con sistemas externos, y de seguir creando e instalando aplicaciones empaquetadas.

Conclusiones

  • La computación en la nube es un servicio de tecnología, información y comunicación, ofrecido a través de internet.
  • Es una herramienta tecnológica amigable, accesible, dinámica, versátil, flexible y de bajo costo.
  • SaaP está orientada hacia el consumidor final. Ofrece aplicaciones ya terminadas que pueden ser disfrutadas de manera automática.
  • PaaS permite que los desarrolladores de programas creen su propia aplicación.
  • IaaS brinda servicios estandarizados de infraestructura, mediante la virtualización de los recursos informáticos.
  • La nube pública ofrece servicios para varios clientes a la vez.
  • En la nube privada los servicios son controlados por el proveedor.
  • La nube comunitaria está orientada a grupos de interés.
  • La nube híbrida permite la interacción entre varios clientes propietarios.