En este artículo conocerás el ciclo de vida de un sistema informático, mediante el cual se satisface la necesidad de tratamiento automatizado de la información.

ciclo-de-vida-de-un-sistema-informático-1

Ciclo de vida de un sistema informático

Un sistema informático constituye la solución a un problema de tratamiento automatizado de la información, como por ejemplo: la lectura de un correo electrónico, la transcripción de un texto mediante el uso de un computador, la introducción de un número telefónico en una agenda disponible en un teléfono móvil, o incluso el manejo y control de máquinas industriales programadas a través de aplicaciones informáticas.

En términos generales, un sistema informático requiere de unos elementos físicos, denominados hardware, y de una parte intangible conocida como software o programas informáticos. Adicionalmente, involucra la participación de factores humanos, quienes son los responsables de la demanda de los servicios.

De esta manera, se puede decir que un sistema informático se encarga de la recopilación, procesamiento y transmisión de datos, una vez que estos han sido convertidos en información, mediante el trabajo conjunto y coordinado de personas, máquinas y métodos de tratamiento de datos.

Por otra parte, en informática, se le denomina ciclo de vida de un sistema informático al conjunto de fases que contribuyen de manera global a la obtención de los productos intermedios, necesarios para la gestión del proceso y el alcance de los objetivos finales. Suele ir desde la concepción de la necesidad de un sistema hasta el nacimiento de otro que lo sustituya.

Desde otro punto de vista, el ciclo de vida contiene todas las especificaciones relacionadas con el desarrollo, explotación y mantenimiento de un producto software.

Tipos

ciclo-de-vida-de-un-sistema-informático-3

Según el alcance, las características y la estructura de un sistema informático, destacan los siguientes tipos de ciclos:

Ciclo de vida lineal

Debido a su sencillez, es el tipo de ciclo de vida de un sistema informático que más se utiliza siempre que es posible. Implica la descomposición de la actividad global en fases sucesivas, cada una de las cuales se realiza una sola vez, lo cual permite preveer el tiempo los tiempos del proceso.

La ejecución de cada fase es independiente de la otra, y requiere el conocimiento previo del resultado que se va a obtener en cada una de ellas. Adicionalmente, no es posible acceder a una fase si no se ha concluido la anterior.

Ciclo de vida con prototipado

Se emplea cuando se desconocen los resultados realmente alcanzables, o cuando se va a utilizar tecnología completamente nueva o poco probada.

Además, se caracteriza por el establecimiento de especificaciones básicas que permiten la elaboración de un prototipo, el cual fungirá como producto intermedio y provisional.

A diferencia del ciclo de vida lineal, algunas fases deben realizarse dos veces, una para la elaboración del prototipo y otra para la realización del producto final.

Ciclo de vida en espiral

Constituye una generalización del ciclo de vida con prototipado, por cuanto la construcción del producto final requiere de la elaboración sucesiva de varios prototipos, cada uno de los cuales representa un avance con respecto al anterior.

En este tipo de ciclo de vida de un sistema informático el producto pasa por varias fases repetidas veces, hasta alcanzar la madurez deseada. Generalmente, esto se debe al desconocimiento por parte del cliente de lo que verdaderamente quiere, así como a la indecisión del mismo durante el transcurso de las diversas fases.

Fases

El ciclo de vida de cualquier sistema informático contempla diversas etapas, éstas son:

Planificación

Se refiere a las tareas iniciales que marcarán el desarrollo de un proyecto de sistema informático, entre ellas están:

  • Delimitación del ámbito del proyecto: Contempla el conocimiento de la actividad de la organización sobre la cual se va a trabajar, así como la identificación de las necesidades y los problemas inherentes a la gestión de la información. Se valoran expectativas de acuerdo con la propuesta del plan de acción a seguir.
  • Estudio de viabilidad: Se evalúan los recursos con los cuales se cuenta para la realización del proyecto, en este caso el tiempo y dinero disponible para tal fin. De igual manera, se consulta la bibliografía institucional y se realizan entrevistas, a fines de identificar los factores que pudieran hacer fracasar el proyecto.
  • Análisis de riesgos: Comprende la evaluación y el control de riesgos que pudieran estropear el desarrollo y la ejecución del proyecto. Una vez identificados los posibles riesgos se calcula la probabilidad de que realmente sucedan, así como el impacto que pudieran tener. Finalmente, se elaboran planes de contingencia como alternativas ante la efectiva ocurrencia de los mismos.
  • Estimación: Se refiere a la estimación inicial del costo y duración del proyecto. Está sujeta al conocimiento que se tenga del mismo y a la experiencia del estimador. Debe conllevar necesariamente un estudio detallado de los factores que pudieran alterar el desarrollo del sistema informático, a fines de reducir el nivel de incertidumbre.
  • Planificación temporal y asignación de recursos: Se trata de la temporización del proyecto. Generalmente se realiza en formato semanal, pudiendo ajustarse según los recursos disponibles y las circunstancias particulares a las cuales nos estemos enfrentando.

Análisis

ciclo-de-vida-de-un-sistema-informático-2

Se basa en el establecimiento del objetivo principal del proyecto, de acuerdo con el descubrimiento de las necesidades reales y la determinación de las características que el sistema debe poseer.

Incluye la elaboración de gráficos, diagramas, mapas mentales y flujogramas, capaces de resumir toda la información recabada, hasta el punto de hacerla entendible para todos los miembros del equipo.

Diseño

Conlleva el diseño de la base de datos y las aplicaciones que permitirán al usuario el uso del sistema informático. Es el resultado del estudio de diversas alternativas de implementación, luego de la determinación de la estructura general sobre la cual se va a construir el proyecto. Debe basarse en las características del sistema que facilitarán su puesta en marcha.

Implementación

Una vez analizadas las características del sistema y realizado el diseño del mismo, el siguiente paso es la construcción de un sistema informático de calidad. Requiere de la selección de las herramientas adecuadas, así como de la determinación del entorno de desarrollo sobre el cual deberá funcionar el sistema y la elección del lenguaje de programación apropiado para el tipo de sistema que se ha de elaborar.

Esta fase incluye además la adquisición de todos los recursos  necesarios para que el sistema informático funcione. Adicionalmente, conlleva el desarrollo de pruebas que permitan comprobar el progreso del proyecto a medida que se va elaborando.

Pruebas

El principal objetivo de las pruebas es detectar los errores que se hayan podido cometer durante las etapas previas del proyecto, lo cual incluye la respectiva corrección de los mismos antes de que el producto esté en manos del usuario final.

Las diferentes pruebas se realizan en función del contexto y la fase del proyecto en la cual nos encontremos. De esta manera, se realizan pruebas de unidad y de integración, además de pruebas alfa en el interior de la organización desarrolladora del software, y pruebas beta dirigidas a usuarios finales ajenos a los integrantes del equipo desarrollador del proyecto.

Para conocer más acerca de esta fase, puedes leer el artículo sobre tipos de pruebas de software existentes.

Finalmente, también es posible la realización de test de aceptación, con la finalidad de declarar oficialmente el fin del proceso de desarrollo del sistema. De igual manera, se hacen revisiones de los productos intermedios del proyecto con la finalidad de verificar la corrección de los errores encontrados y proceder a su validación.

Instalación o despliegue

Se refiere a la puesta en funcionamiento del sistema informático desarrollado. Conlleva la especificación del entorno de funcionamiento que incluye tanto el hardware como el software, los equipos necesarios, la configuración física recomendada, las redes de interconexión, los sistemas operativos involucrados y los demás componentes provenientes de terceras partes.

En algunos casos, esta fase implica la transición de un sistema preexistente al nuevo sistema a implementar.

Uso y mantenimiento

Una vez la nueva aplicación informática ha comenzado a usarse requiere del correspondiente mantenimiento, el cual suele conllevar tres etapas:

  • Mantenimiento correctivo: Conlleva la eliminación de los defectos que surjan durante su vida útil.
  • Mantenimiento adaptativo: Referido a la necesidad de que el sistema funcione sobre una versión nueva del sistema operativo original, o cuando uno de los elementos del hardware es modificado.
  • Mantenimiento perfectivo: Se realiza con la finalidad de añadirle mejoras y nuevas funcionalidades al sistema informático existente.

Es importante tener en cuenta el cuidado exclusivo de nuestros ordenadores para alargar su vida útil.