Los monitores curvos, presentan un formato atrevido en el mundo moderno de la informática, además de ofrecer grandes ventajas a los usuarios, y por supuesto como todo producto tiene sus propias desventajas. Conozcalas en este artículo.

Monitores-curvos-1

Monitores curvos

Los monitores curvos, son productos del mundo tecnológico que muchos fabricantes han conseguido tener boom con este tipo de pantallas, que además proveen una experiencia inigualable para el usuario cuando está inmerso en los juegos. Lo que se consigue mucho más que con los tradicionales monitores de pantalla plana.

Les recomendamos el siguiente artículo Diferencia entre monitor y tv

Los conocidos monitores de pantalla plana con tecnología Thin Film Transistor (TFT) se encuentran entre nosotros desde el año 1986. Es una tecnología que se inició con los ordenadores portátiles que existían para ese entonces.

Lo más cierto, los primeros paneles que estuvieron al alcance del público, fueron los que se usaban en los televisores a finales de la década de los 90. Pero, a inicios del nuevo milenio, este tipo de monitores se extendieron entre muchos usuarios, sobre todo porque no necesitaban de grandes espacios para colocarlos, en comparación a los tradicionales monitores de pantalla de rayos catódicos, siendo el formato popular de monitor conocido hasta ese momento.

Con el transcurrir del tiempo, se han ido desarrollando tecnologías que han llevado a crear algo que no se creía: crear que un panel LCD que se pudiera fabricar en formato curvo, en vez del acostumbrado plano conocido hasta ese momento. Este tipo de tecnología, inició su aparición si se quiere reciente, en el año 2012 justo cuando se empiezan a observar los primeros televisores curvos.; sin embargo, es en el año 2014 cuando realmente aparecen estos monitores en el mercado de ordenadores personales.

Ventajas que aportan los monitores curvos

El radio de la curvatura que se emplean en estos aparatos es parecido al radio de la curvatura de los ojos de las personas. Lo que traduce, que las imágenes que en éstos se muestran son más naturales, además que producen menos cansancio ocular, especialmente para quienes se pasan muchas horas frente al monitor.

Es un aspecto bien importante para los usuarios que se pasan buen tiempo de su vida realizando actividades delante del monitor. El aspecto que más les interesa a muchos usuarios, es que los monitores curvos suministran una experiencia de juego más inmersiva que los monitores tradicionales.

Por ser un monitor de forma curvada, la imagen mostrada suele parecer más auténtica que cuando se presenta en una pantalla plana.

Los monitores curvos amplían la visión periférica de manera que se pueda apreciar los detalles de todas las escenas, en definitiva busca de traicionar al ojo humano para que mantenga la creencia que está viendo en tres dimensiones.

Los monitores curvos eliminan la distorsión y minimizan el esfuerzo ocular. El formato de estas pantallas consigue que todos los píxeles señalen mejor a los ojos del usuario, estableciendo una proyección de la luz más natural y parecida a la de la vida real.

Lo que permite que sean más cómodos de ver, los ojos tienen la capacidad de observar toda la escena con el mínimo esfuerzo. Entonces, los monitores curvos arrojan menos dificultades de tener vista agotada ante extensas horas de uso.

Además, los monitores curvos ofrecen mayor campo de visión, porque este tipo de formato dirige mejor la luz hacía los ojos, el campo de visión que ofrecen es más amplio. Este mayor campo de visión apoya a la inmersión, y permitirá al usuario a disfrutar de películas y juegos.

Igualmente los monitores curvos han optimizado su tratamiento de luminosidad y contraste, especialmente en la expresión de los negros, una debilidad encontrada en los monitores convencionales.

Desventajas que presentan los monitores curvos

Los monitores curvos también tienen sus propias desventajas, que realmente se consideran escasas cuando se compararon los beneficios que brindan.

Monitores-curvos-2

Entre una de las desventajas, es la colocación en una pared, por su diseño curvo no permite que estos monitores sean fáciles para montar en paredes. Se requiere de un soporte especial para monitores curvos. Se recomiendan los soportes giratorios y de brazo, siendo los que mejor se adaptan a este tipo de monitores curvos.

Los monitores curvos, proyectan la luz desde numerosos ángulos, esto genera más deslumbramiento cuando se observa la pantalla desde un ángulo bien cerrado. Lo que quiere decir que el ángulo de visión óptimo es mínimo en las pantallas curvas, que en los monitores de formato plano.

La mejor recomendación para evitar este tipo de dificultades, es colocar el monitor curvo lo más apartado de las fuentes de luz como ventanas y lámparas.

Así como muchos usuarios pueden llegar a experimentar sensación de mareos, y pierden de vista los bordes de la pantalla, que les señala el plano horizontal.

Menos opciones de relación de aspecto

La relación de aspecto con más tendencia en televisores y monitores es 16:9. Al tratarse de los monitores curvos, por lo general la mayoría tienen una relación de aspecto 21:9, lo que quiere decir que son más anchos con respecto a lo alto.

Un monitor de 21:9, brinda un aproximado de un 33% de más espacio en la dimensión horizontal frente a un monitor plano 16:9, entonces, contar con el espacio extra en una pantalla horizontal de un monitor curvo ofrece más beneficios.

Monitores-curvos-3

 

Problemas en configuraciones multi monitor

Las pantallas de formato curvos se adecuan de forma pésima a las configuraciones de varios monitores que se encuentren juntos, todo se debe a su diseño que los hace lucir inservibles ante este uso. Entonces, si eres de los usuarios que deseas trabajar, jugar o realizar cualquier otra actividad con varios monitores curvos juntos, lo más adecuado es que pienses en pantallas planas.