¿Qué es el derecho informático? ¡Conoce sus principios y normas!

El avance tecnológico conlleva consecuencias en la sociedad. De allí la importancia de la existencia e implementación de normas que lo regulen. Si quieres saber qué es el derecho informático, estás en el artículo correcto. ¡Sigue leyendo!

qué-es-el-derecho-informático-1

¿Qué es el derecho informático?

El derecho informático es una rama del conocimiento jurídico que considera a la informática como instrumento y objeto de estudio.

Tiene como propósito primordial regular, a través de diversas leyes y normas, la informática en sus múltiples aplicaciones, como: el procesamiento de datos, la transmisión de contenido, la comunicación a distancia, la inteligencia artificial, y cualquier otra forma de incorporación de las computadoras en las tareas cotidianas como forma de darle tratamiento automático a la información.

De esta manera, el derecho informático dirige su atención hacia diversas áreas, entre ellas: el derecho autoral, los delitos informáticos, la responsabilidad civil por daños emergentes, el derecho procesal informático, etc, las cuales generan implicaciones de orden social, económico, cultural, entre otros.

Historia

La evolución del derecho informático ha estado de la mano con los avances tecnológicos desde sus inicios. Sin embargo, el primer registro que se tiene acerca de la automatización de documentos jurídicos data del año 1950, cuando el uso de las computadoras dejó de ser exclusivo para los cálculos matemáticos.

Luego, en la década de los 60, gracias a la utilización de cintas magnéticas, se inició el desarrollo de sistemas automatizados para tener acceso a la información jurídica, relacionada con jurisprudencia, doctrinas, bibliografías, entre otros.

En esa misma época, se comenzaron a comercializar distintos software especializados en el tratamiento de datos legales. Y a finales del año 1960 surgió la informática jurídica de gestión, basada en la posibilidad de acceder a través de dichos programas, no sólo a datos jurídicos, sino también a certificaciones, modelos de sentencias, atribuciones judiciales, etc.

De allí en adelante, el derecho informático ha seguido posicionándose como una de las ramas del derecho de mayor uso, siendo capaz de adaptarse tanto a los continuos cambios como a la evolución constante del sector informático.

Para conocer un poco más sobre lo qué es el derecho informático, a continuación daremos a conocer sus características, clasificación y demás aspectos de interés.

Características

Entre las principales características del derecho informático se pueden mencionar las siguientes:

Se deriva, básicamente, de la aparición y uso de las tecnologías de información y comunicación (TIC), llegando en la actualidad a regular toda clase de prestación de servicios informáticos, así como el uso de los bienes y equipos asociados.

Debido a la evolución constante de las TIC, el derecho informático es cambiante, pues se encuentra en movimiento constante.

Por otra parte, constituye una amplia fuente de documentación, facilitando la realización de actividades de gestión involucradas en los procesos de toma de decisión.

Clasificación

Debido a la concepción del derecho informático, la cual contempla a la informática como instrumento y, a la vez, como objeto de estudio, existe la siguiente clasificación:

Informática jurídica

Se refiere a la investigación y estudio de los conocimientos informáticos generales, relacionados con la recuperación de información jurídica. Entre ellos, leyes, doctrinas y cualquier otro dato de interés al respecto. A su vez, se divide en informática jurídica documentaria, de control y gestión, e informática metadocumentaria.

La informática jurídica documentaria trata, básicamente, de la recuperación y almacenamiento de textos de índole jurídico. Mientras que la informática de control y gestión se encarga de las actividades administrativas asociadas al ejercicio del derecho. Por su parte, la informática metadocumentaria constituye un apoyo en la gestión de sistemas expertos legales, en cuanto a la investigación y previsión del derecho.

qué-es-el-derecho-informático-2

Derecho de la informática

Se encarga, a través de la aplicación de leyes, normas y principios, de dar tratamiento especial a las repercusiones negativas que se originan como producto de la implementación y uso de la tecnología informática. Es de menor utilización que la informática jurídica porque, generalmente, se le da menos importancia a los perjuicios que a los beneficios de la informática.

En este punto, es importante aclarar que las leyes son todos los ordenamientos jurídicos que existen, bien sean nacionales o internacionales, que tratan específicamente del hecho informático. Las normas, conforman la política informática desde un punto aparte de la legislación prenombrada, y los principios, son aquellos que surgen de los postulados de los jueces y otros expertos en la materia.

Por su parte, el hecho es consecuencia de una acción imputable al ser humano, relacionada con el desempeño de la informática, y el acto es el resultado directo del uso de la informática, el cual es provocado por el hombre.

Política y legislación

Existen dos conceptos altamente relacionados con el conocimiento de lo qué es el derecho informático, estos son: la política y la legislación informática. La primera, constituye un conjunto de normas que se utilizan para planificar el desarrollo informático. Mientras que la segunda, es la reglamentación especializada en prevenir y corregir los daños ocasionados por el uso inadecuado de la informática.

Así pues, la política informática contempla aspectos como: planeación, difusión y aplicación del hecho informático, formulación de normas para la contratación de bienes y servicios informáticos, gestión y control de actividades relacionadas con la importación y exportación de equipos y software informáticos, y cualquier otra actividad necesaria para garantizar el crecimiento y desarrollo de este importante sector.

Por su parte, la legislación informática cuestiona las normativas existentes a fines de estudiar su adecuación a los casos en estudio o, por el contrario, establecer la necesidad de ampliar su cobertura. Además, está atenta a la evolución de la jurisprudencia referente a los casos que se presentan y, en caso de ser necesario, crea nuevas reglas de tal forma que colinden con las ya existentes.

Hechos y actos jurídico-informáticos

qué-es-el-derecho-informático-3

Como ya hemos mencionado, el derecho informático dirige su atención hacia diferentes áreas, de donde se derivan los siguientes hechos y actos jurídico-informáticos: regulación de la información, protección de datos personales, regulación jurídica de internet, propiedad intelectual e informática, delitos informáticos, contratos de informática, comercio electrónico, spam, aspectos laborales de la informática, valor probatorio de los documentos electrónicos, democracia electrónica, entre otros.

A continuación, ampliaremos detalles de algunos de ellos:

Regulación jurídica de la información y de la protección de datos

La automatización de procesos cotidianos conlleva a la creación de bancos de datos digitales, conformados por registros médicos, académicos, deportivos, culturales, bancarios y de otra índole. Además, el uso de formularios que contemplan el llenado y envío de datos personales a través de canales digitales constituye, hoy en día, una amplia fuente de información disponible que debe ser protegida.

Sobre este particular, es importante advertir que aunque los datos en sí no son vulnerables, pueden ser objetos de uso indiscriminado por parte de terceras personas, acarreando alteraciones de los derechos fundamentales de la sociedad.

Con la finalidad de frenar y regular este tipo de situaciones, existen herramientas que garantizan la existencia de un régimen jurídico adecuado, entre ellas, la protección de los derechos humanos, personales y patrimoniales, las garantías individuales y de sociedad, etc.

Regulación jurídica del flujo internacional de datos y de internet

Como es bien sabido, los datos y la información en general pueden traspasar las fronteras entre países que sean necesarias para su procesamiento, almacenamiento y recuperación. Sin embargo, algunos gobiernos poseen limitaciones al respecto, lo que ocasiona un problema de índole jurídico que puede ser solucionado a través del derecho informático.

Entre ellos se pueden mencionar, la utilización ilícita de los datos transmitidos en el extranjero, tarifas y gravámenes fiscales aplicables, posibles atentados contra las soberanías de los países involucrados, revisión de las cláusulas de contratación de servicios informáticos, etc.

Adicional a las implicaciones negativas que pueden surgir del flujo internacional de datos, existen también implicaciones positivas que deben ser atendidas. Éstas son: el fortalecimiento de la libre comunicación, afianzamiento de los lazos entre los derechos del hombre y los derechos fundamentales de la sociedad, el favorecimiento del progreso tecnológico, entre otras.

Por su parte, la regulación jurídica del internet trata de establecer estándares para la interconexión de los servicios involucrados en el procesamiento de la información por medio de la red de redes, sobre todo los relacionados con la unificación de las reglas legales existentes en esa materia.

Propiedad intelectual e informática

Se refiere a la protección jurídica de los programas de computación y la protección jurídica de los nombres dominio.
En cuanto al primer aspecto, se puede decir que no existe una regulación clara que proteja a los creadores de contenido del apoderamiento ilícito de la información, del espionaje industrial, y de la competencia desleal, entre otros atentados contra la propiedad. Sin embargo, se han hecho verdaderos esfuerzos para regular el cifrado de la información, como forma de proteger los contenidos.

Otro aspecto a considerar es la intención de proteger también a los usuarios de la redundante oferta de programas similares que embotan el mercado de software, con iguales funcionalidades y elevados precios.

Por su parte, la protección jurídica de los nombres dominio pretende solucionar conflictos relacionados con el registro de dichos nombres, los problemas de identidad y la forma de conectar los equipos a la red mediante un nombre propio.

Delitos informáticos

La actual interconexión de las redes de comunicación y el incipiente aumento del uso de los sistemas de información, lamentablemente, conllevan a un mayor riesgo de ataques malintencionados hacia dichos sistemas, entre ellos se pueden mencionar: el acceso ilegal a la información, la difusión de programas maliciosos, la denegación de servicios, la intercepción de las comunicaciones, el fraude informático, la reproducción ilegal de contenidos, entre otros.

Para mayor información sobre las tecnologías de información y comunicación, puedes leer el artículo Para qué sirven las TIC.

Así pues, el derecho informático, a pesar de la existencia de vacíos jurídicos sobre esta materia, trata de ejercer el control administrativo, normativo y técnico necesario, que disminuya la ocurrencia de este tipo de delitos.

De igual manera, intenta orientar sus investigaciones hacia la debida aplicación de sanciones y correspondiente penalización de los delincuentes informáticos, a fines de disuadir en el resto de la sociedad la práctica de estas acciones tan perjudiciales para el desarrollo de la tecnología informática.

qué-es-el-derecho-informático-4

Contratos informáticos

Los contratos informáticos son figuras jurídicas que regulan la comercialización de bienes y servicios derivados de la tecnología informática. Debido a las múltiples implicaciones que estos conllevan, la negociación práctica de los mismos puede tornarse difícil, ameritando la intervención del derecho informático.

De esta manera, el objetivo de los contratos informáticos es evitar ambiguedades en la redacción de los mismos, tales que causen perjuicios hacia cualquiera de las partes. En general, estos abarcan los siguientes aspectos: recursos humanos, consultoría general, planeación de locales e instalación de equipos de computación, explotación de programas informáticos con licencia, estudios de mercadotecnia informática, mantenimiento correctivo y preventivo de equipos, manejo, diagnóstico y auditoria de datos, desarrollo de estudios de factibilidad y desarrollo, entre otros.

Comercio electrónico

El comercio electrónico fortalece lo que algunos llaman la economía digital, lo cual se refleja directamente en el progreso de los mercados financieros. Además, conlleva la creación de nuevas formas de comercio que han ocasionado la expansión de las actividades comerciales través de medios digitales, incluso entre diversos países.

Debido a la evolución constante del comercio electrónico, el entorno tecnológico y comercial ha sufrido grandes transformaciones. Son exactamente estos cambios los que intentan ser regulados por esta arista del derecho informático.

Entre los principales asuntos involucrados en el comercio electrónico están: la validez legal de las transacciones y contratos digitales, la protección de los derechos de autor, la defensa de los consumidores ante el surgimiento de posibles publicidades engañosas, la seguridad referida a los pagos electrónicos, el colapso del internet, etc.

Regulación jurídica del correo electrónico no deseado (Spam)

El correo electrónico o email es una de las formas más comunes de entablar comunicación digital, pero también es el medio más aprovechado para enviar información no solicitada, entre ellas, archivos maliciosos y publicidad general. Este tipo de correos es lo que se denomina Spam.

En general, el spam causa congestionamiento en los servidores del correo, así como disminución del espacio disponible del computador, lo cual se traduce en pérdida de la calidad del servicio para el usuario.

Sobre este particular, el derecho informático establece normativas que obligan a las empresas a asegurar los mecanismos necesarios para evitar el envío de información fraudulenta o de publicidad no deseada, bien sea a través de la creación de listas de personas que no desean recibir correos spam o mediante el uso de listas de distribución autorizadas. Además, existe la exigencia hacia las empresas que prestan servicio de correo electrónico, de implementar el cifrado de correos no deseados.

Por otra parte, le brinda al usuario la oportunidad de denunciar a los spammer, quienes serán obligados a renunciar a las cuentas electrónicas utilizadas para tales fines.

Si quieres conocer más sobre el email, te invito a leer el artículo sobre cómo funciona el correo electrónico.

Aspectos laborales de la informática

Dentro de las múltiples aplicaciones del derecho informático se encuentra también el tratamiento dado a las implicaciones derivadas del desplazamiento laboral como consecuencia del desarrollo informático, el desempleo debido a la automatización de los procesos industriales, y las condiciones generales del trabajo asociado al sector de la tecnología informática.

Entre ellas: la jornada laboral, vacaciones y días de descanso, salarios, derechos y obligaciones de los patronos y de los trabajadores, categorías contractuales, los riesgos laborales, y otras.

Es importante destacar que dentro de las categorías laborales que son amparadas por el derecho informático, se encuentran también el teletrabajo y la tercerización, aparte de los trabajos considerados como tradicionales.

Finalmente, la legislación referente a los aspectos laborales de la informática, contempla la negociación colectiva y la formulación de nuevas normativas que se ajusten a la constante evolución del sector productivo.

Valor probatorio de los documentos electrónicos

En primer lugar, hay que destacar que el derecho probatorio se ajusta a la estructura particular de cada sociedad. De tal manera que, debido al avance de la tecnología informática, han surgido nuevas formas de derecho asociadas con la probatoria de documentos electrónicos.

Sin embargo, es importante aclarar que en la mayoría de los casos, este tipo de derecho informático se refiere a la necesidad de que el documento sea considerado como prueba legal de los procesos jurídicos, aunque también puede relacionarse directamente con el uso de las computadoras y demás herramientas tecnológicas.

Por otra parte, el documento al cual se refiere el derecho informático puede ser público o privado, declarativo o representativo, pero siempre ha de ser correspondiente con la actividad jurídica y comercial del sector informático. De tal forma que se puedan optimizar las oportunidades que presenta la tecnología.

Conscientes de la importancia que reviste el derecho informático en la era de la comunicación y la información, diversos organismos a nivel internacional han establecido una serie de normativas al respecto, entre ellos la Organización de las Naciones Unidas (ONU). A continuación daremos detalles al respecto:

Legislación informática de la Organización de las Naciones Unidas

Es importante destacar que antes de la aparición de la tecnología en la sociedad, ya se realizaban verdaderos esfuerzos para proteger la información. Así consta en los primeros convenios establecidos por la ONU.

Más adelante, con el surgimiento de los medios tecnológicos, el auge de los sistemas informáticos y de la automatización de los procesos, han sido muchos y variados los intentos de regular las actividades provenientes de la utilización y comercialización de los bienes y servicios informáticos, así como de proteger a los creadores y usuarios de lo sistemas informáticos en general.

De esta manera, al respecto, se tiene la declaración de múltiples acuerdos por parte de la ONU. Entre los principales están:

  • Convenio de París para la protección de la propiedad intelectual, 1883, y sus posteriores revisiones en los años 1900, 1911, 1925, 1934, 1958, 1967 y 1979.
  • Convenio de Berna para la protección de obras literarias y artísticas, Acta de París, 1886, y sus revisiones y enmiendas posteriores (1896, 1908, 1914, 1928, 1948, 1976, 1971 y 1979).
  • Declaración universal de los derechos humanos, 1948.
  • Convención universal sobre los derechos de autor, 1952 y 1971.
  • Pacto internacional de derechos económicos, sociales, culturales, 1966 y 1977.
  • Convenio de Estocolmo sobre la organización mundial de la propiedad intelectual, 1967.
  • Resolución sobre los derechos del hombre y los progresos de la ciencia y la técnica, 1968.
  • Convenio de Bruselas sobre distribución de señales portadoras de programas transmitidos por satélite, 1974.
  • Recomendaciones dirigidas a los gobiernos y a las organismos internacionales sobre el valor jurídico de los registros de computadora, 1985.
  • Principios rectores aplicables a los ficheros computarizados de datos personales, 1990.
  • Directrices de protección de datos de la ONU, 1990.
  • Ley modelo de comercio electrónico, 1996.
  • Tratado de la Organización mundial de la propiedad intelectual sobre los derechos de autor, 1996.
  • Convención Tampere, acerca de la administración de recursos de telecomunicaciones para la mitigación de catástrofes, 1998.
  • Ley modelo para las firmas electrónicas de la Comision de las naciones unidas para el derecho mercantil internacional y su incorporación al derecho interno, 2001.
  • Convención para el derecho mercantil internacional, referente al uso de las comunicaciones electrónicas en los contratos internacionales, 2005.
  • Consenso sobre ciberseguridad de la unión internacional de las telecomunicaciones, como parte del programa de acciones dirigidas a la sociedad de la información, 2005.
  • Convención acerca del uso de las comunicaciones electrónicas en los contratos interncionales, 2007.
    Asamblea general referente a los avances en la esfera de la información y las telecomunicaciones en el contexto de la seguridad internacional, 2009.
  • Resolución sobre el derecho a la privacidad en la era digital, 2013.
  • Covid-2019, acerca de la obligación de los gobiernos de promover y proteger el acceso y la libre circulación de información durante la pandemia, 2020.

Finalmente, existe otra normativa que no deja de ser importante dentro del derecho informático. Ésta es la Norma ISO 27001, la cual trata aspectos relacionados con la informática, especialmente aquellos que le permiten evaluar los riesgos y amenazas que se ciernen sobre los datos y la información de las empresas.

Además, posibilita el establecimiento de controles y estrategias recomendadas para disminuir y eliminar dichos riesgos. De esta manera, el sistema 27001 se basa en la definición de políticas de seguridad, la realización de análisis de riesgos, la selección e implementación de controles y la adopción de acciones preventivas y correctivas.

Conclusiones

Finalmente, haremos un pequeño resumen sobre lo qué es el derecho informático:

El derecho informático es una rama del derecho que se encarga de regular las aplicaciones de la informática en los diferentes campos de la sociedad. Se divide en informática jurídica y derecho de la informática.

La informática jurídica se trata del estudio del conocimiento informático general, a través de la recuperación de todo tipo de información jurídica. El derecho de la informática se encarga de la aplicación de tratamiento legal a las repercusiones negativas que se derivan del uso de la tecnología informática.

El origen del derecho informático data de la década de los años 50, coincidiendo con el incremento del uso de las computadoras, y más adelante con la automatización de los procesos en general.

Constituye una amplia fuente de documentación e información, manteniéndose siempre en movimiento gracias a la constante evolución de la tecnología de la información y la comunicación.

Los principales hechos y actos jurídicos que atiende el derecho informático, son: regulación jurídica de la información y protección de datos, regulación jurídica del flujo internacional de datos y de internet, propiedad intelectual e informática, delitos informáticos, contratos informáticos, comercio electrónico, regulación jurídica del correo electrónico no deseado, aspectos laborales de la informática y valor probatorio de los documentos electrónicos, entre otros.

Existen múltiples normativas universales que intentan regular la actividad informática, sus derivaciones e implicaciones. Entre ellas destacan los convenios, acuerdos y normativas estipulados por la Organización de las Naciones Unidas, como por ejemplo: convenios para la protección de la propiedad intelectual, leyes sobre las firmas electrónicas y los contratos informáticos, consensos sobre la ciberseguridad en las telecomunicaciones, leyes de comercio electrónico, resoluciones sobre la privacidad de la información, entre otros.

La norma ISO 27001 pretende establecer controles y estrategias que disminuyan los riesgos y amenazas hacia los datos informáticos presentes en las empresas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.